El consumo de cemento se desploma a niveles de 1961

stop

El sector catalán critica el coste de la electricidad que penaliza las exportaciones, su principal vía de escape

23 de septiembre de 2013 (13:17 CET)

La crisis económica se lleva por delante sectores tradicionales de la construcción española. Es el caso del mercado del cemento. Sólo en Catalunya el consumo anual per cápita se ha desplomado en los últimos seis años hasta retroceder a niveles de 1961.

En los últimos 12 meses, el sector catalán ha reculado el 24,3%, tras vender unas “paupérrimas 1.623.000 toneladas”, según la asociación Ciment Català. La producción, por su parte, se movió en torno a los dos millones de toneladas (-40,3%), tal y como se desprende de su último informe.

Si se analizan las cifras desde el inicio de la crisis y per cápita, el descenso es mucho más dramático. En 2007 el consumo anual por persona eran 1.113 quilos y en 2012 de 214 per cápita. Es decir, el 81% menos.

Gasto eléctrico

La asociación patronal ha puesto el foco al explicar la caída del consumo en el aumento del coste eléctrico, que en los últimos cinco años se ha encarecido el 125%.

La organización critica que la medida ha frenado en seco las exportaciones del sector, principal vía de escape de las empresas cementeras. Las ventas en el mercado exterior han caído el 59% en los primeros ocho meses del año hasta las 673.000 toneladas. Hace justo un año, la cifra alcanzaba los 1,65 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad