El dinero chino ya entra por la puerta grande en España

stop

La inversión de empresas de gigante asiático crece un 49% en 2014 y apunta un 2015 de nuevo récord, con operaciones importantes como las de Globalia, Miquel Alimentació o el Espanyol

Chen Yansheng, presidente de Rastar Group y del Espanyol

en Barcelona, 14 de noviembre de 2015 (23:15 CET)

Cuando se habla de inversión china, mucha gente piensa en restaurantes y bazares, pero este tópico está siendo atropellado por la apertura al exterior de la economía del gigante asiático y su cambio de modelo productivo. Están empezando a entrar en España grandes compañías y fondos que hacen inversiones multimillonarias y que están disparando el peso de China en la economía española.

Globalia, NH, Miquel Alimentació, el Atlético de Madrid, el RCD Espanyol o la Real Sociedad son algunas de las empresas españolas que en los últimos meses han sido compradas por chinas, totalmente o en parte, o han recibido inversión del país asiático. Además, compañías como Lenovo, Huawei, Wanda, Cosco, ICBC, Air China y Keeway están invirtiendo en España.

Este creciente interés ha llevado a las inversiones chinas en nuestro país a crecer un 49% en 2014, hasta los 610 millones de euros, según un estudio de Esade en colaboración con KPMG y Cuatrecasas. Pero las previsiones para 2015 son que se superará claramente las cifras del año pasado y que se rebasarán los 1.000 millones, aunque dependerá de que se cierren grandes operaciones en marcha en lo que queda de año.

Más valor añadido

Ivana Casaburi, autora del estudio, explica que "Europa está entre los objetivos de inversión china a causa de su cambio de modelo económico". La clave es que las compañías del país asiático "están intentando suplir la bajada de las exportaciones buscando en Europa y América sectores de más valor añadido, que les permitan aprender para vender más en todo el mundo y también en su propio país".

La profesora de Esade destaca que los inversores chinos no han dejado a un lado los sectores tradicionales europeos, y continúan invirtiendo en ellos, como energía, manufacturas y finanzas, pero que también están apostando cada vez más por el inmobiliario y la agroindustria, que se sitúan en el top five entre los sectores en los que más invierten en Europa.

Reino Unido, a la cabeza

El Reino Unido es el país de la Unión Europea en el que tienen más interés, con una inversión de unos 20.000 millones de euros en los últimos cuatro años, seguido de Francia, Alemania y Portugal. España, a pesar de su crecimiento, se situaba en 2014 casi a la cola de Europa en inversión China, a causa de que "todavía no se ha dado ninguna operación importante".

Sin embargo, este año ya está habiendo operaciones de peso, como la compra de Miquel Alimentació por parte de Bright Food Group, por 110 millones de euros, o la entrada en Globalia (Air Europa y Viajes Alcón) y NH del fondo HNA.

Casaburi prevé que en los próximos meses haya más operaciones, y más importantes, que pueden incluso superar los 1.000 millones, lo que dispararía la inversión global en el país muy por encima a la de años anteriores. La Cámara de Comercio China en España prevé que se inviertan 3.000 millones de euros en dos o tres años.

Más oportunidades

Y es que a las empresas consolidadas que siguen invirtiendo, como Huawei y Lenovo, están llegando muchas nuevas compañías, como Wanda, HNA, Bright Food, China Construction Bank, y "hay otras que todavía no están pero que están mirando hacia España", explica Casaburi.

En cuanto a sectores, la autora del estudio de Esade cree que el inmobiliario y el turístico son actualmente una gran oportunidad para las empresas chinas, como muestra la inversión de HNA, así como la energía, especialmente las renovables, ya que aunque no pasan por su mejor momento, se esperan nuevas inversiones en los próximos años y "España tiene mucho know how, sobretodo en eólica".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad