El fondo inversor que ha salvado a Indo 'se queda' con la textil Dogi

stop

Sherpa Capital presenta una oferta para recapitalizar el grupo con el objetivo de que regrese al parquet

El consejero delegado de Sherpa Capital, Eduardo Navarro

02 de octubre de 2013 (17:49 CET)

El fondo de inversión Sherpa Capital, liderado por Eduardo Navarro, ha apostado de nuevo por la industria de Catalunya. Tras presentar una oferta hace una semana por el grupo óptico Indo, este martes ha comunicado el acuerdo firmado con la cúpula de la textil Dogi para recapitalizar la compañía y devolverla al parquet.

Los números de la transacción no se han hecho públicos, ya que necesita el visto bueno final de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El inversor también está pendiente de cerrar acuerdos con algunos acreedores, básicamente financieros, y con los empleados del grupo. Aunque quien tiene un papel clave en la operación es el Govern de Artur Mas (CiU).

Crédito participativo de Avança

La Generalitat anunció a principios de año que apoyaría económicamente a Dogi si encontraba a un socio no especulador que garantizara el futuro de la compañía. La textil dirigida por Ignasi Mestre ha cumplido con su parte. Ahora, espera que la sociedad especializada en dar créditos industriales de la Administración, Avança, autorice un préstamo participativo para la compañía.

Dogi está vinculada desde hace años con el Ejecutivo catalán. El Institu Català de Finances (ICF) concedió un préstamo de 14 millones de euros en 2003 a la sociedad y financió con otros 8,5 millones de euros el grupo cinco años después. 

Concurso de acreedores

Cuando la dirección de la textil reconoció su insolvencia y declaró el concurso de acreedores, en mayo de 2009, la deuda pendiente con el Govern era de 15 millones de euros. El pasivo de la insolvencia declarado alcanzó los 80 millones de euros.

La compañía firmó un convenio con los acreedores en 2010. "Pero las circuntancias económicas de los últimos años y una recupración del mercado más lenta de lo previsto, no han permitido a Dogi acometer el plan de viabilidad", afirma la empresa en un comunicado al regulador bursátil.

Planes de inversión


Sherpa Capital, quien ha estado asesorado por Deloitte en esta operación, ha abierto ahora un proceso de due diligence para revisar y verificar los libros de la textil. Sus planes para la compañía son similares al resto de empresas en las que ha invertido: continuar la actividad industrial.

Dogi vende en los cinco continentes, produce 15 millones de metros de tejidos anuales y da empleo a 350 personas. Es líder en el diseño y fabricación en el segmento de productos elásticos. El inversor tiene la intención de fortalecer e incrementar las operaciones donde ya tiene una posición de mercado fuerte y potenciar el departamento de innovación para desarrollar nuevos productos. Así, espera recuperar los beneficios de la compañía.

Antes de iniciar este plan, tendrá que dar solidez financiera a la empresa y reestablecer su equilibrio patrimonial.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad