El imperio 'fashion' Puig genera unos beneficios netos de 177 millones

stop

CONVERTIRSE EN EL TERCER PERFUMERO DEL MUNDO

El consejero delegado de grupo Puig, Marc Puig

en Barcelona, 16 de abril de 2015 (14:23 CET)

El imperio Puig, centrado en las fragancias y la moda, ha ganado el 0,8% más en 2014. La dirección del grupo familiar, gestionado por Marc Puig, señala que los 177 millones de euros de beneficios netos es una muy buena cifra si se tienen en cuenta el impacto de los extraordinarios.

El ejercicio pasado fue intenso por el número de adquisiciones que protagonizó la compañía. Puig manifiesta que la experiencia ha sido positiva y que mantendrá el ritmo en los próximos meses "si encontramos aquello que nos encaje. "No nos obsesionaremos", ha apostillado.

Retos para ser el tercer perfumero del mundo

La firma quiere convertirse en el tercer grupo mundial del sector de la perfumería de lujo en 2020 y alcanzar el 12% de la cuota de mercado, frente al 8,6% actual.

El reto es ambicioso e implica objetivos igualmente ambiciosos a corto plazo. Entre ellos, alcanzar los 2.000 millones de ingresos netos en 2017 (el 33% más que los 1.508 millones conseguidos en 2014) y crecer al ritmo de un dígito en 2015, por encima de la media del sector.

La principal palanca para incrementar el negocio son los perfumes Jean Paul Gaultier, adquiridos por 70 millones el pasado febrero. De hecho, Puig ha acordado con PBI (filial de Shiseido) adelantar al próximo 1 de enero la adquisición efectiva de la propiedad intelectual de los perfumes del creador francés, inicialmente prevista para julio.

Impacto negativo durante tres años

El consejero delegado estima que la operación reportará un negocio que supone el 10% de las ventas actuales de la compañía.

Los gastos asociados a la adquisición (inversión para preparar la integración, compensación por adelantar la compra de los derechos, etc.) afectará negativamente la rentabilidad de 2016. En 2017, Puig confía en alcanzar ratios de rentabilidad sobre ventas más cercanos a los actuales.

Los principales mercados de la compañía

El negocio internacional supone el 86% de los ingresos del grupo Puig. Las ventas en España sólo suponen el 14% de la facturación, una cifra seis puntos superior a la del año anterior. Rompe así la tendencia negativa de destrucción de negocio provocada por la crisis.

Las previsiones económicas de la compañía cuentan con obtener el 50% de su negocio en los mercados emergentes en 2017.

Perfil del negocio


Puig cuenta con una plantilla de unos 4.200 empleados, el 40 % de ellos en España, y vende sus productos en más de 140 países con marcas propias como Carolina Herrera, Nina Ricci, Paco Rabanne Y Jean Paul Gautier o licencias como Prada, Valentino, Comme des Garçons y fragancias celebrities.

En 2014, marcado por las celebraciones del 100 aniversario de la compañía, la firma compró a LVMH el 25 % de su sociedad Textil Lonia, que controla las firmas Purificación García y la licencia de Carolina Herrera.

El pasado mes de enero, Puig anunció la adquisición de las marcas Penhaligon's y L'Artisan Parfumeur, dos de las más prestigiosas de la perfumería de alta gama, y prepara la apertura de una tienda este verano de alguna de ellas en el Rockefeller Center de Nueva York.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad