El magnate portugués Ferreira de Amorim deja plantado a Ángel Ron

stop

Vende su participación en el Popular por 232 millones y dimite del consejo del banco

25 de septiembre de 2013 (21:26 CET)

El magnate portugués Américo Ferreira de Amorim ha presentado su dimisión como consejero del Banco Popular, presidido por Ángel Ron.

Ha vendido toda la participación que tenía en la entidad, según ha comunicado el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Aunque lleva desinvirtiendo en el Popular, a través de la instrumental Topbreach Holding BV, desde comienzos de año, ha sido entre agosto y septiembre cuando ha realizado un mayor número de operaciones de venta de acciones.

En este tiempo, ha pasado de ser propietario de un 3,2% a vender todos sus títulos.

Ingresos de 232 millones

Amorim se ha desprendido de un paquete de 55,4 millones de acciones que, a precios de mercado, le podría haber reportado unos ingresos de 232,1 millones de euros.

Ante el consejo de administración, el empresario también ha transmitido que mantiene una total sintonía con la gestión del máximo órgano de gobierno del banco, según señala la entidad en un comunicado.

Amorim ha agradecido a Ángel Ron, y al resto de consejeros el apoyo prestado, asegurando "que ha sido un honor compartir con ellos las funciones propias del cargo durante estos años".

Inversor histórico


Américo Ferreira de Amorim ha sido miembro del consejo de administración de Banco Popular desde el 27 de mayo de 2003, con carácter de consejero externo dominical.

Es presidente del Grupo Amorim, fundado en 1870 y líder mundial de la industria del corcho. La multinacional portuguesa tiene importantes inversiones en las áreas de hidrocarburos, inmobiliaria, turística y financiera y desarrolla su actividad en 32 países.

Por otra parte, el consejo de administración de la entidad ha nombrado a Alain Fradin como vocal de la comisión de Auditoría y Control.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad