El secreto de Inditex: 48 horas para abastecer a todas las tiendas del mundo

stop

Con nueve centros logísticos en el mercado nacional y uno en construcción, el gigante de Amancio Ortega distribuye dos veces por semana la ropa que demanda cada una de las 6.300 tiendas que posee en el globo

Distintas instantáneas del proceso de selección y distribución de la ropa en el centro de Meco | ED

22 de marzo de 2014 (20:19 CET)

Inditex, el gigante textil de Amancio Ortega, cerró su ejercicio fiscal 2013 con un beneficio neto de 2.377 millones de euros, un 1% más que el año anterior. Las ventas del grupo se incrementaron un 5% hasta 16.724 millones, y según el presidente del grupo, Pablo Isla, si no hubiera sido por los problemas derivados por la caída de divisas en los mercados emergentes, el crecimiento habría llegado al 8%. En rueda de prensa, el directivo explicó que durante el pasado año, la compañía gallega centró sus inversiones en los gigantescos armarios logísticos del grupo en España, desde los que abastece todas las tiendas del mundo en un máximo de 48 horas, dos veces por semana. Centros milimétricamente engranados que representan uno de los pilares del éxito de la firma de moda.

Según explican desde el grupo, el sistema logístico de Inditex está diseñado para asegurar la renovación continua de la oferta de las más de 6.300 tiendas de la compañía en cualquiera de los 87 mercados en los que está presente en todo el globo. El sistema puesto en marcha por el imperio del tercer hombre más rico del mundo garantiza que desde España, cualquier establecimiento de Europa estará abastecido en 24 horas (36 como máximo). En el resto del mundo, las prendas llegarán en avión en tan sólo 48 horas. Esto asegura una renovación constante de la oferta, así como la posibilidad de que cada tienda consiga en unos pocos días reponer las prendas que más vende.



Nuevo 'armario' en Guadalajara

Inditex cuenta con nueve centros logísticos en funcionamiento en España y un décimo en construcción en la localidad de Cabanillas del Campo, en Guadalajara, que se dedicará a la distribución de la marca Pull&Bear y tendrá 130.000 metros cuadrados. Actualmente en obras, la intención del grupo es que comience a trabajar en los próximos meses con unos 250 operarios. La plantilla podrá incrementarse, no obstante, hasta las 500 personas.

El proceso logístico de Inditex es complejo pero de pocos pasos. Al centro llega, procedente de las fábricas, la ropa --que se divide en prenda colgada y prenda doblada ( la que llega en cajas)--. Los centros logísticos cuentan con enormes silos para almacenar las prendas, que están separadas por parámetros de modelo, talla y color. Mediante un complejo mecanismo automarizado, desde un mismo centro se distribuye la ropa seleccionada a cada tienda del mundo. Al realizarse envíos dos veces a la semana, los establecimientos pueden demandar los modelos que mejor funcionan, mientras que Inditex les envía además nuevas colecciones.

Meco: 200 camiones a la semana

El proceso logístico se materializa en un tiempo récord. Desde que la tienda cursa el pedido, hasta que este se gestiona, se prepara en el centro y se expende pasan sólo unas cuantas horas. Mediante transporte terrestre se coloca en un máximo de 36 horas en cualquier parte de Europa y, por avión, en 48, al resto del mundo.

Como ejemplo, sólo desde el centro de Meco, en Madrid, durante el año pasado se distribuyeron más de 190 millones de unidades y se cargaron unos 200 camiones semanales.

Centros en Galicia, León, Madrid, Aragón y Catalunya

Además del armario madrileño, dedicado a la logística de Zara Home y Zara Kids, Inditex cuenta con dos centros en Galicia: el de Arteixo, especializado en Zara hombre y el de Narón (A Coruña), centrado en Pull&Bear. También realizan tareas logísticas para la cadena insignia del grupo las factorías de León y de Zaragoza --la llamada Plataforma Europa que distribuye la ropa de mujer--.

En Catalunya, el centro de Tordera se encarga de la distribución de Massimo Dutti, Oysho y Uterqüe; el de Palafolls trabaja con Bershka, y el de Sallent hace lo propio con Stradivarius. Además de todos estos, Inditex cuenta con un centro de distribución íntegramente destinado a calzado en Elche (Alicante) que ocupa otros 160.000 metros cuadrados. Sólo entre las factorías de distribución de ropa emplea a más de 5.000 personas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad