Logo de Iberdrola en la sede central de la compañía, en una imagen de archivo. ED/archivo

El Supremo confirma que Iberdrola manipuló pero rebaja la multa

stop

El Tribunal Supremo rebaja a la mitad la sanción impuesta a la energética por competencia desleal entre 2009 y 2010

Economía Digital

Logo de Iberdrola en la sede central de la compañía, en una imagen de archivo. ED/archivo

Barcelona, 09 de febrero de 2017 (17:55 CET)

Iberdrola tendrá que pagar 5,3 millones de euros por competencia desleal, un monto que gracias al Tribunal Supremo será un 50% de la sanción original, que era de 10,6 millones. La sala tercera de lo Contencioso-Administrativo del cuerpo judicial rebajó la sanción que en febrero de 2014 aplicó la Comisión Nacional de la Competencia a Iberdrola, Iberdrola CUR e Iberdrola Generación, al entender que el monto "no fue proporcional ni se graduó correctamente".

El Supremo considera que la energética sí cometió una infracción a la ley de defensa de la competencia y considera que la multa adecuada debe ser de 5,3 millones de euros. Hay varias circunstancias que reducen su responsabilidad, entre ellas que el hecho denunciado se produjo durante ocho meses, entre agosto de 2009 y marzo de 2010.

También considera que el número de consumidores afectados, unos 268.000, "es poco relevante". Estos fueron traspasados desde Ibercur a la comercializadora libre del grupo sin recabar su consentimiento y este traslado implicó la pérdida de la tarifa de último recurso.

Además, el Supremo relativiza el efecto de la infracción sobre el resto de empresas comercializadoras, a las que actitud de Iberdrola situó en una posición de desventaja competitiva "pero no les cerró la posibilidad de dirigir ofertas de contratación a los clientes que las recurrentes habían traspasado al mercado libre", dijo el cuerpo judicial.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad