El consejero delegado y director general italiano de Enel Green Powei, Francesco Starace. EFE/Sebastian Silva

Enel promete aumentar su dividendo (y Endesa ya tiembla)

stop

Enel anunció su medida estrella para el nuevo plan estratégico: incrementar el dividendo en un 9% durante los tres próximos años

Barcelona, 20 de noviembre de 2018 (19:50 CET)

Entre los anuncios que Enel hizo durante la presentación de su plan estratégico en Milán para el periodo 2019–2021 destacó uno: su compromiso por incrementar el dividendo un 9%. El objetivo, anunciado por el consejero delegado, Francesco Starace, tiene una doble lectura en España, donde su participada, Endesa, de la que posee el 77%, ha servido básicamente como pozo del que pagar su dividendo.

No hay más que ver los últimos resultados trimestrales de la eléctrica dirigida por Borja Prado. Endesa aumentó su deuda financiera neta en 1.665 millones, hasta los 6.640 millones, un 33,2% más que al cierre del pasado año. 

El motivo lo explicaron ellos mismos en octubre. “Para analizar la evolución de la deuda financiera neta en el periodo enero-septiembre de 2018 hay que tener en cuenta que durante este periodo Endesa ha pagado a sus accionistas dividendos por un importe de 1,382 euros brutos por acción, lo que ha supuesto un desembolso de 1.463 millones de euros”, afirmaron.

La fórmula es habitual. Cuando Enel, máximo accionista de la energética, complete este plan estratégico 2018–2020 y dé paso al nuevo, habrá recuperado el 82% de lo que invirtió en 2007 en Endesa. En concreto, la compañía italiana, que a su vez está controlada por el gobierno del país, habrá ingresado al finalizar este año 26.000 millones de euros gracias a su política de superdividendos, en la que reparte a los accionistas –principalmente a sí misma– todo el beneficio obtenido en cada ejercicio.

Plan de inversiones de Enel

En paralelo, la eléctrica italiana ha anunciado este martes también un plan de inversiones que supone un incremento de 2.900 millones frente al anterior. Esta política repercutirá en un incremento del ebitda ordinario en 3.200 millones desde los 16.200 millones de 2018 hasta los 19.400 millones de 2021, lo que supone un 19,7% más a razón de un 6% anual.

La inversiones previstas por la compañía se repartirán del siguiente modo: 16.500 millones se destinarán a desarrollo de activos, lo que aportará 2.100 millones de ebitda ordinario; 4.800 millones irán a clientes, lo que aportará otros 1.000 millones de ebitda y a gestión de activos irán otros 6.200 millones, lo que debería aportar del orden de 100 millones de ebitda.

Las renovables recibirán gran parte de esta inversión, concretamente el 42% de la inversión (10.600 millones). Otro 40% será para el negocio de redes, el negocio minorista recibirá el 5%, Enel X otro 4% y la generación térmica el 9% restante.

Hemeroteca

Endesa Enel
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad