Facebook se cuela en la escuela pública de EEUU

stop

La red social fundada por Mark Zuckerberg quiere acercar más la tecnología a la educación basada en un aprendizaje personalizado

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, en una imagen de archivo

Portland (EEUU), 03 de septiembre de 2015 (20:24 CET)

El poder de una red social puede ser infinito y una muestra de ello es Facebook. La plataforma creada por Mark Zuckerberg está implicada en varios proyectos y, ahora también, ha decidido meter la cabeza en la educación pública de Estados Unidos.

Tal y como ha desvelado el directivo Chris Cox, desde hace un año varios ingenieros de Facebook trabajan con un grupo de educadores de California en un proyecto cuyo fin es crear una escuela pública personalizada y, en definitiva, mejor, aprovechando todas las ventajas que ofrece la tecnología.

Un plan para cada alumno

Facebook apoya un modelo educativo con material docente on line y una experiencia de aprendizaje personalizada. Cada alumno tiene unos objetivos diferntes y un ritmo propio y no tiene sentido intentar que todos aprendan de la misma manera.

Por ello, en el sistema educativo que promueve Facebook, "los estudiantes comienzan a trabajar con los maestros para establecer objetivos a largo plazo --como por ejemplo convertirse en un periodista de investigación-- y luego se diseña un plan para alcanzarlos en el transcurso de varios años", añade Cox. Y en todo ese proceso, la tecnología asume un papel importante para Facebook.

"Nos pusimos en contacto con las escuelas públicas para ver cómo nuestros ingenieros podían ayudarlas. Nos dijeron que si bien este modelo educativo está cambiando la forma de aprender de los niños, la tecnología no era lo suficientemente buena", explica el directivo de la red social.

A coste cero 

Y así fue como Facebook se unió a estos colegios, ofreciéndoles su ayuda de forma gratuita. Han desarrollado lo que han bautizado el Plan de Aprendizaje Personalizado y el objetivo es que cualquier escuela pública de EEUU que quiera se sume a esta iniciativa.

Cox subraya que este proyecto es independiente de la propia red social, de manera que no es obligatorio ni necesario tener una cuenta de Facebook. Además, todo el mundo que trabaja en este plan está sujeto a controles de privacidad estrictos que ayudan a proteger los datos de los alumnos.

Facebook quiere ayudar a mejorar el sistema educativo desarrollando el software adecuado. "Juntos esperamos poder ofrecer este aprendizaje personalizado a cualquier escuela pública que quiera y, algún día también, que cualquier persona con conexión a internet pueda tener acceso gratuito a este modelo educativo", concluye Cox.

La ambición de la red social no sólo es que todo el mundo tenga acceso a internet, algo que comparten también otras empresas tecnológicas, sino que, además, eso contribuya a una mejor educación global. ¿Un plan demasiado ambicioso? El tiempo lo dirá. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad