¿Fin del conflicto laboral en HP?

stop

La dirección rebaja la intensidad de las medidas de ajuste y los sindicatos convocan un referéndum para decidir si se detiene la huelga

07 de junio de 2013 (21:27 CET)

El conflicto laboral en Hewlett Packard España podría tratarse de un western americano. Por un lado, la dirección de la compañía a punto de desenfundar su arma y con mirada desafiante y delante una masa de trabajadores que no se dejarán amedrentar tan fácilmente. Pero, ¿cómo se llegó a ese punto?

La multinacional presentó ante los trabajadores un pack de medidas de ajuste para dos sociedades del grupo --Outsourcing y Consultoría y Aplicaciones-- que descontentaron y pusieron en pie de guerra a la gran mayoría de la plantilla. El primer arranque de la dirección se basaba en una rebaja salarial del 10%, un aumento de la jornada anual, la supresión de una revisión del sueldo en relación al IPC y algunos otros aspectos relacionados con las guardias y otras condiciones laborales.

Respuesta sindical

Pero los sindicatos respondieron al pulso de la compañía con una dureza inesperada. El periodo de consultas, que ha durado 15 días como estipula la nueva reforma laboral, derivaba este lunes en una huelga indefinida en los centros afectados como el de Madrid, Zaragoza y Barcelona.

Con un movimiento sindical fuerte y mucho ruido en las redes sociales, la compañía volvía a sentarse con los representantes de los trabajadores y cedía para evitar males mayores. Al final no hay ajuste de sueldo y se reduce el aumento de la jornada laboral, unas condiciones “sensatas y razonables”, según apuntan fuentes de la compañía.

Diversas posturas


Lo que no han podido conseguir algunos sindicatos como CCOO y UGT es el compromiso de la compañía de mantener la plantilla durante varios años, sin despidos. Los trabajadores temen que HP siga con la dinámica de los últimos tiempos en los que se han producido varias salidas.

Pero como la última palabra la tienen los propios trabajadores, este viernes, en un referéndum, la plantilla decidía si continuar con la huelga indefinida hasta la retirada de todas las medidas impuestas por la empresa. Un 53% de los participantes ha optado por no seguir con los paros y un 43% por mantenerlos, según han explicado fuentes de CCOO y UGT a Economía Digital.

Sin embargo, el sindicato CGT denuncia que las votaciones han sido alteradas por la directiva y que han habido gerentes, directivos y managers que intervenido en dicho proceso, modificando el resultado real de las votaciones. Por ello, según han detallado fuentes sindicales a este diario, el cese o no de los paros se ratificará el próximo lunes mediante asambleas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad