El fraude del ibérico llega a Bruselas. En la imagen, el ex-ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete con el exconsejero de Agricultura y Pesca de Andalucía, Luis Planas Puchales. EFE / ARCHIVO
stop

Un particular denuncia que el Ministerio de Agricultura y la patronal infringen las normas comunitarias con el jamón ibérico

David Placer

Economía Digital

El fraude del ibérico llega a Bruselas. En la imagen, el ex-ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete con el exconsejero de Agricultura y Pesca de Andalucía, Luis Planas Puchales. EFE / ARCHIVO

Madrid, 17 de enero de 2018 (04:55 CET)

El escándalo por el fraude del jamón ibérico toca las puertas de Bruselas. Un consultor de mercado ha presentado una denuncia ante la Comisión Europea al considerar que España viola las leyes comunitarias aplicables a los animales cruzados de la especie porcina y que están aniquilando a su animal más preciado: el cerdo ibérico.

La denuncia interpuesta por un profesional independiente del sector ha sido admitida a trámite por la dirección general de Salud y Seguridad Alimentaria y por la agencia ejecutiva de Consumidores, Salud, Agricultura y Alimentación (Chafea).

El consultor Constantino Martínez presentó recientemente dos denuncias por considerar que el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente español viola la normativa comunitaria al considerar cerdo ibérico a los animales cruzados.

Según el denunciante, el real decreto 4/2014 que aprueba la norma de calidad para la carne el jamón y la paleta ibérica vulnera las normas zootécnicas europeas al aceptar como ibéricos a los cerdos híbridos que han nacido del cruce entre hembras de la raza ibérica y machos sementales de la raza duroc, (originarios de Estados Unidos) con un crecimiento mucho más rápido, un mayor número de lechones por parto y que, por tanto, resultan más rentables.

Según la denuncia, la normativa española impulsada por el exministro Miguel Arias Cañete (PP) contraviene la directiva comunitaria 88/661/CEE y las decisiones de la Comisión Europea 89/504/CEE y 89/505/CEE que fijan las normas aplicables a estos mestizajes.

Las denuncias han sido admitidas por las instituciones europeas, que todavía no se han pronunciado.

Denuncia contra la patronal

La denuncia particular también ataca a la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico, Asici, que funciona como la patronal del sector.

Asici es reconocida Ministerio de Agricultura como una asociación interprofesional agroalimentaria sin ánimo de lucro, pero el organismo ha sido designado para gestionar el libro de registro de este tipo de animales cruzados.

El escrito, presentado ante la sede en España de la Comisión Europea, asegura que la entidad no puede llevar a cabo esta labor de supervisión y control porque no está registrada como una sociedad de criadores o una asociación de ganaderos, tal como exigen las leyes comunitarias.

El denunciante, que en la actualidad ejerce como asesor independiente, asegura que España ha cedido ante el chantaje de la gran industria de producción que vende como ibéricos animales cruzados.

El denunciante está convencido de que la normativa española crea una absurda categorización para uno de sus productos emblemáticos.

“Resulta imposible imaginar al gobierno francés imponiendo la comercialización de su afamado, prestigioso y excelso champagne mediante etiquetados fraudulentos de “champagne francés 100%, champagne francés al 75% o champagne francés al 50%”, o al gobierno ruso promocionando caviar de beluga al 50%, 75% o 100%. O a los japoneses autorizando su afamado “buey de kobe” (ejemplares de la raza negra Tajima-ushi de vacuno wagyu) mediante porcentajes de buey de Kobe al 50%, al 75% o al 100%”, argumenta la denuncia. 

Europa deberá ahora decidir si abre una investigación contra el ministerio y la patronal por las irregularidades denunciadas. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad