Freixenet negocia con Novagalicia la compra de una de sus bodegas

stop

Entre las posibles opciones se encuentra la pontevedresa Vinum Terrae

Bodegas Cálem, en Oporto

08 de febrero de 2013 (11:51 CET)

El grupo catalán Freixenet mantiene abiertas negociaciones con Novagalicia (NCG) para la compra de una de las bodegas que posee la entidad bancaria. Entre las posibles opciones de compra se encuentra Vinum Terrae, la sociedad con la NCG gestiona la explotación vitivinícola que posee en Meaño (Pontevedra) y que produce vino Albariño entre otros caldos gallegos.

Esta no es la única bodega que posee la entidad que preside José María Castellano. Además de Vinum Terrae, NCG cuenta con la sociedad Sogevinus, a través de la cual gestiona sus bodegas en Portugal. Las marcas de Oporto que comercializa son Cálem, Kopke, Burmester y Barros.

Galicia, con más opciones

Frente a algunas fuentes, que aseguraban que el interés del grupo catalán se centra en Sogevinus, todo parece indicar que la apuesta de Freixenet recae en el grupo vinícola gallego. 

De momento, fuentes oficiales del grupo presidido por Josep LLuís Bonet Ferrer no han querido entrar a valorar el alcance de la operación hasta que no finalicen las conversaciones.

Desinversiones

La posible venta de una de las bodegas del grupo financiero entraría dentro del proceso de desinversiones industriales que Novagalicia realiza desde hace más de un año debido a las exigencias de Bruselas.

En la actualidad NCG posee un 96,81% del capital de Vinum Terrae. Según las cuentas de resultados de la entidad correspondientes al 2011, su patrimonio asciende a 8.936.000 euros y durante ese ejercicio obtuvo unos beneficios de 765.000 euros.

Legado de Gayoso

Por su parte, las portuguesas son la joya de la corona del holding bodeguero de la Novagalicia. Sogevinus, controlada al 100% por el banco, cerró 2011 con unos resultados de 1.052.000 euros. Su patrimonio ronda los 23 millones de euros.

La mayor parte de la inversión de NCG en el sector del vino forma parte del legado del presidente de Caixanova, Julio Fernández Gayoso, actualmente imputado por la Audiencia Nacional por las indemnizaciones millonarias que percibieron varios exdirectivos de las antiguas cajas gallegas. El banco heredó ambas sociedades de la antigua Caja del Sur.

Freixenet en Galicia

La relación de Freixenet con Galicia no es nueva. El grupo de la familia Ferrer explotó durante unos años el Pazo de Baión, propiedad que albergaba los viñedos del histórico narco Laureano Oubiña. Los catalanes alquilaron el pazo al Fondo de Bienes Decomisados del Narcotráfico aunque, en 2008, fue la bodega gallega Condes de Albarei la que se quedó con la finca tras un largo proceso de subasta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad