Foto de archivo de Carlos Ghosn, detenido el 19 de noviembre de 2018 por las autoridades japonesas por supuestas irregularidades fiscales. EFE/ Arne Dedert

Ghosn cae en plena guerra de poder entre Renault y Nissan

stop

El principal impulsor de la alianza entre Renault y Nissan es detenido por un caso de fraude fiscal que podría ascender a 38 millones de euros

Carles Huguet

Economía Digital

Foto de archivo de Carlos Ghosn, detenido el 19 de noviembre de 2018 por las autoridades japonesas por supuestas irregularidades fiscales. EFE/ Arne Dedert

Barcelona, 19 de noviembre de 2018 (20:55 CET)

"¿La ofensiva de los dirigentes de Nissan contra su presidente, Carlos Ghosn, está vinculada con la reflexión en curso sobre la nueva estructura jurídica que podría tomar la alianza con Renault?", se pregunta el francés Les ÉchosEn plena lucha de poder para hacerse con el control del conglomerado, el principal impulsor de la colaboración fue detenido por un presunto delito fiscal contra el fisco nipón que podría alcanzar los 38 millones de euros, según la investigación interna realizada por el fabricante japonés.

"La investigación demostró que, durante muchos años, Ghosn vino comunicando cantidades de compensación (financiera) en su informe a la Bolsa de Tokio que eran menores a las cifras reales", dijo la compañía en un comunicado emitido el lunes por la mañana. "Tanto poder concentrado en una sola persona llevó a la mala conducta", añadió Hiroto Saikawa, consejero delegado de Nissan, en una rueda de prensa.

Sin embargo, pronto surgieron las suspicacias. John Shook, consejero delegado del Lean Enterprise Institute y experto en el sistema empresarial japonés, mostró sus dudas en una conversación con Bloomberg"Si estuvo haciendo algo inapropiado durante muchos años, probablemente alguien debió saberlo o por lo menos sospecharlo antes".

Ghosn prometió una unión "irreversible" entre Nissan y Renault

El analista prosiguió en su desconfianza. "La noticia plantea varias preguntas en términos de timing, pues llega después de la recomendación de Ghosn de una fusión completa entre Nissan y Renault, algo que quizás hay mucha gente que no quiere que ocurra", señaló.

Más precavida se mostró la analista independiente Maryann Keller. "Si alguna vez se produce una fusión, dentro de Renault existiría la expectativa de que uno de sus líderes la presida, algo que sería inaceptable para Nissan", admitió. Pero añadió: "No considero esto como un contraataque desde Japón. Si hizo lo que hizo, traspasa los límites éticos".

Entre las razones del grupo nipón para mantener su posición dominante está la de que su negocio es mucho mayor: en 2017 fabricó 5,8 millones de coches por los 3,8 millones de Renault.

El Gobierno francés quiere fortalecer la relación entre Nissan y Renault

En febrero, el ejecutivo brasileño se comprometió a hacer "irreversible" la alianza entre las dos empresas, que ya poseen paquetes accionariales cruzados. Si bien durante la primavera hubo rumores de la negociación de una fusión, el propio Ghosn matizó a Reuters que la unión era poco probable antes de 2020.

Pero el Gobierno francés, que posee el 15% de Renault, lleva meses pidiendo a Ghosn una integración más fuerte. De hecho, Martin Vial, director de la Agencia Estatal de Inversión gala y miembro del consejo del fabricante francés, expresó sin tapujos el pasado viernes el deseo de las autoridades francesas de fortalecer la unión entre ambas sociedades. Desde Nissan ni se piensa en ceder.

Una pista de la sintonía de la que disfrutaba el directivo americano con las empresas fue su reacción a la noticia de la presunta evasión fiscal. Mientras Nissan y Mitsubishi --que también forma parte de la alianza-- anunciaron que desposeerán a Ghosn de su cargo, Renault pidió cautela.

Sinergias y tensiones, las dos caras de la relación entre Nissan y Renault

Las tensiones no son novedad, y ya fueron protagonizadas por algunos de los actores que ahora vuelven a emerger. En 2015, Saikawa lanzó un pulso a la administración francesa para que perdiera algunos de los privilegios con los que cuenta en las votaciones en el consejo de Renault. No lo ganó, y Nissan sigue sin tener ninguna butaca en el organismo.

Más allá del conflicto, la alianza estimó en 5.700 millones las sinergias obtenidas en 2017 a pesar de su independencia ejecutiva. A nivel accionarial, Renault posee el 43% de Nissan, que asu vez ostenta el 15% del fabricante galo y el 34% de Mitsubishi.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad