Hacienda pone la proa a la fiscalidad de Nestlé en España

stop

El ministerio de Cristóbal Montoro mantiene las inspecciones sobre la multinacional aunque ya la multó con 25 millones por irregularidades anteriores

La sede de Nestlé España.

09 de enero de 2014 (20:02 CET)

La subsidiaria de la multinacional suiza Nestlé en España experimenta en carne propia el irrefrenable afán recaudatorio del ministerio de Cristóbal Montoro (PP).

En 2009, Hacienda abrió a la compañía una inspección relativa a cuatro impuestos. El expediente culminó dos años después.

25 millones

El fisco le propinó unas actas de liquidación que suman 25 millones de euros. Los directivos de Nestlé, disconformes, elevaron el pertinente recurso ante la delegación central de grandes contribuyentes. Pero de entrada, hubo que ingresar en el erario la cantidad reclamada.

No es la única actuación fiscal que sufre la compañía. En 2012, Hacienda le comunicó el inicio de otra revisión relativa a cinco impuestos por los ejercicios de 2008 a 2011.

Sosiego en Esplugues


Los gestores de Nestlé España, que desde hace varios decenios tiene su sede central en Esplugues de Llobregat (Barcelona), están convencidos de que no cometieron irregularidad tributaria alguna y confían en que los expedientes se saldarán de forma favorable a sus intereses.

Según los últimos datos disponibles, en 2012 Nestlé España facturó 2.100 millones de euros y obtuvo un beneficio neto de 57 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad