stop

Aunque mejora el beneficio global (+4), el ebitda de Iberdrola se resiente y muestra las debilidades del grupo en España, donde afronta diversas polémicas

Economía Digital

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, en una imagen de archivo. EFE/ED/archivo

Barcelona, 20 de julio de 2017 (09:00 CET)

En un año lleno de frentes abiertos Iberdrola endereza ligeramente el rumbo de sus cuentas al cierre del primer semestre. La eléctrica logró un beneficio neto de 1.518 millones entre enero y junio, un 4,2% más que en el mismo periodo de 2016. El ebitda del grupo, sin embargo, sigue resintiéndose por la baja producción hidroeléctrica en España y la liberalización del negocio en el Reino Unido, entre otros factores. Así, el resultado bruto de explotación alcanza los 3.752 millones en la primera mitad del año, un 3,6% menos, informa la compañía en un comunicado a la CNMV.

Como contrapunto positivo Iberdrola destaca el buen comportamiento del negocio de redes en los Estados Unidos y Brasil, además del negocio de generación y clientes en México. En ese sentido la compañía apunta a la evolución de su filial cotizada en suelo estadounidense, Avangrid, que elevó su beneficio un 14% en el primer semestre, hasta los 359 millones de dólares. Aun así, el principal empujón contable en este 2017 son los réditos de la fusión entre Gamesa y Siemens Wind, que aportan 255 millones de euros extra a las cuentas del grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán.

Por otro lado, una de las grandes losas que acarrean las cuentas de Iberdrola, mejora ligeramente: la deuda financiera neta se redujo en 244 millones respecto a diciembre, hasta los 28.474 millones de euros.

Iberdrola: la deuda financiera del grupo se redujo en 244 millones entre enero y junio, hasta los 28.474 millones

Líos con la justicia

La eléctrica española acumula en los últimos meses una larga lista de líos judiciales. En mayo pasado la Audiencia Nacional, a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, abrió la vía penal contra el grupo por presuntamente haber manipulado el precio de la luz a través de sus centrales.

Igualmente, el Supremo falló recientemente contra la empresa por un delito de competencia desleal al traspasar 268.000 clientes de la comercializadora de último recurso a la de mercado libre. En este caso fue la CNMC quien denunció el caso. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad