Imputados tres altos cargos de la Generalitat por contaminar el río Llobregat

stop

PREVARICACIÓN AMBIENTAL

Artur Mas, tras el anuncio de las elecciones del 27S

en Barcelona, 04 de junio de 2015 (10:17 CET)

El juzgado de instrucción número 5 de Manresa (Barcelona) ha imputado a tres altos cargos del Gobierno de Artur Mas por un presunto delito de prevaricación ambienta y otro contra los recursos naturales y el medio ambiente. Les acusa de facilitar la actividad desarrollada por la minera Iberpotash (ahora ICL Iberia) en la localidad de Súria (Barcelona) durante años, que derivó en la contaminación del río Llobregat. Así consta en la querella presentada por las CUP que ha sido admitida a trámite.

Los imputados son el secretario de Medio Ambiente de la Generalitat, Josep Enric Llebot; la directora de calidad ambiental, Assumpta Farran; y el director de la Agencia Catalana del Agua (ACA), Jordi Agustí.

Todos ellos dependen de la consejería de Territorio, liderada por Santi Vila, que asegura no tener constancia de la actuación judicial. Con todo, ha transcendido que están citados a declarar el próximo 29 de septiembre.

Acusación de las CUP

Las CUP denunció que el Gobierno catalán había dado licencias ilícitas a Iberpotash para facilitar el desarrollo de su actividad, extracción de sal y de potasa, y que había elaborado informes con este fin que se saltaban la normativa administrativa.

La cúpula española de Iberpotash, propiedad de la multinacional israelí ICL, también está imputada por esta casusa. El tribunal de Manresa acusa a su presidente, José Antoni Martínez Álamo, y al director general de medio ambiente de la compañía, Lluís Fàbregas, de un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad