Jorge Gallardo lanza a su hijo a competir con su primo por Almirall

stop

El presidente de la farmacéutica señala a su hijo Carlos y a su sobrino Antonio como sus posibles sucesores. Ambos están en el consejo y han trabajado en la compañía, aunque ahora están alejados

Jorge Gallardo, presidente de Almirall / EFE

Barcelona, 23 de enero de 2016 (01:00 CET)

La sucesión es uno de los momentos más críticos en las empresas familiares. Y más cuando no hay un candidato claro y el preferido del padre prefiere distanciarse. Eso es lo que le ha pasado a Jorge Gallardo, presidente de la farmacéutica catalana Almirall. Gallardo ha dado este viernes, por sorpresa, el pistoletazo de salida de su carrera sucesoria, y lo ha hecho públicamente y abriendo una carrera entre primos.

El presidente de Almirall ha señalado a su hijo, Carlos Gallardo Piqué, y a su sobrino, Antonio Gallardo Torrededía, como aspirantes a su sucesión al frente de la farmacéutica. Ambos están en el consejo de administración y tienen experiencia en la compañía, aunque actualmente ninguno de los dos ocupa cargos de responsabilidad.

Los dos hermanos Gallardo  Ballart, Jorge y Antonio –vicepresidente de Almirall y padre de Antonio Gallardo Torrededía– controlan totalmente el accionariado de la compañía con el 58% de su capital. Con el hijo mayor del presidente de Almirall, que también se llama Jorge, ocupándose de Goodgrower, la sociedad de inversión en hospitales de la familia, el trono parecía destinado a Carlos, pero la sucesión sufrió un revés.

El desencuentro entre padre e hijo

Jorge Gallardo quería que su hijo Carlos fuera su sucesor y le formó para ello. Empezó en Pfizer durante un par de años pero pasó a Almirall, donde en 2007 fue director de desarrollo y, entre 2008 y 2013 dirigió el negocio en Reino Unido. Actualmente dirige CG Health Ventures, un fondo que creó hace ocho meses y que apoya a start-ups del sector médico y de la salud.

Carlos tuvo un desencuentro con su padre al rechazar la sucesión en 2011, según una información de El Confidencial. Ese 'no' habría sentado bastante mal a Jorge Gallardo, que entonces nombró, para sustituirle en el puesto de consejero delegado, a un directivo ajeno a la familia: Eduardo Sanchiz. Ahora el presidente de Almirall ha hecho un nuevo intento para que vuelva a casa y coja las riendas.

También alejado

El otro candidato es el único miembro de la tercera generación, además de su primo Carlos, que está en el consejo de la farmacéutica. A pesar de ello, Antonio Gallardo Torrededía se ha mantenido voluntariamente alejado de Almirall, según fuentes cercanas a la familia.

Así, empieza una carrera en la que no está claro hasta qué punto los contendientes quieren competir. Quizá por ello Jorge Gallardo ha anunciado el inicio de la carrera públicamente, para dar un empujón a los candidatos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad