La banca busca un inversor que ponga en Abengoa los millones que se niega a poner

stop

DESGLOSE DE LA DEUDA POR FILIALES

Felipe Benjumea, ex presidente de Abengoa

desde Madrid, 10 de diciembre de 2015 (09:08 CET)

El dato ya está sobre la mesa de los bancos acreedores de Abengoa. El informe de KPMG viene a reiterar que la ingeniería sevillana, todavía controlada por la familia Benjumea, tiene una deuda de unos 24.000 millones de euros.

A partir de aquí, los acreedores ya se han puesto a trabajar de manera frenética en dos frentes. Por un lado, conseguir los cerca de 500 millones de euros que Abengoa ha pedido para sobrevivir hasta marzo, de cara a hacer frente a los gastos recurrentes ineludibles, básicamente unos 100 millones mensuales para nóminas y otros pagos.

Convencer a algún inversor

Y, por otro, tratar de convencer a algún inversor de las bondades de la empresa sevillana para que cubra la ampliación de capital que, al final, Gonvarri –la filial del grupo vasco Gestamp– se negó a llevar a cabo, y que obligó a la ingeniería a acogerse al preconcurso de acreedores.

La respuesta de los acreedores a la petición de liquidez ya la conocen los administradores de Abengoa. Ni un euro más. Si la quieren ya saben a qué atenerse. Vender la filial Abengoa Yield o proseguir lo que viene haciendo con ella desde hace tiempo, usarla como prenda para conseguir nuevos préstamos.

Desglose de la negociación por filiales

La banca también plantea diseccionar la deuda de Abengoa por negocios y filiales, y que cada subsidiaria busque sus propias soluciones. Con esta fórmula, parecida a lo que se hizo con Pescanova, se acotaría el problema y se evitaría que unos negocios contaminaran a otros.

En el tanteo a los inversores, los acreedores se han fijado en las constructoras españolas para ver su predisposición a rescatar a Abengoa. Y han visto en Ferrovial, el grupo de la familia Del Pino, una de las principales para hacerlo con 3.700 millones que suma entre caja y línea de crédito.

Denuncia de UPyD ante la CNMV

Por otra parte, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha admitido a trámite una denuncia presentada por Unión, Progreso y Democracia (UPyD) para que el regulador investigue la situación de la ingeniería sevillana.

Las pesquisas iniciales determinarán si el organismo presidido por Elvira Rodríguez asume de oficio la denuncia con la apertura de un proceso sancionador.

En el escrito UPyD pide que investigue la falta de transparencia en la gestión de la entidad, la integridad en la gestión, el posible uso de información privilegiada y las indemnizaciones de más de 20 millones de euros recibidos por el expresidente de Abengoa, Felipe Benjumea, y el exconsejero delegado Manuel Sánchez Ortega.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad