La Cambra de BCN asegura que las inversiones 'pasan' del proceso soberanista

stop

ESTUDIO

Evolución de la inversión bruta en Cataluña

en Barcelona, 16 de junio de 2015 (14:03 CET)

La Cambra de Comerç de Barcelona aseguró este martes que el proceso soberanista no ha afectado negativamente a las inversiones en Cataluña. La institución presidida por Miquel Valls llegó a esta conclusión tras el análisis de las aportaciones extranjeras y productivas en la comunidad, aunque hizo varias apreciaciones al interpretar los datos.

El jefe de estudios económicos, Joan Ramon Rovira, alertó que las estadísticas analizadas no son comparables entre ellas. Eso se debe a que la radiografía de las inversiones que se hizo desde el Ministerio de Economía no coincide con la de la consejería de Empresa catalana. "Son muy diferentes en metodología y contenido, pero ambas nos muestran cosas interesantes", señaló.

Dos realidades diferentes

Es decir, la ruptura entre Barcelona y Madrid llega a tal extremo que el análisis del dato económico que mejor demuestra la confianza empresarial (local y extranjera) presenta dos realidades completamente divergentes.

Mientras que el ministerio encabezado por Luis de Guindos señala que en el último año las aportaciones bajaron, la consejería capitaneada por Felip Puig aseguró que los nuevos proyectos estaban en alza.

Divergen, tal y como recordó Rovira, por un tema burocrático: la Generalitat computa en diferentes trimestres la venta de Almirall de su negocio respiratorio al laboratorio AstraZeneca, una operación con la que ganó 448 millones y fue anunciada el 30 de julio del ejercicio pasado. Además, uno separa las productivas de las fusiones o joint venture y el otro no.

Tendencia muy parecida entre Cataluña y España

La institución empresarial echó un capote a la Generalitat --Artur Mas ha hecho del proceso su bandera aunque ello se lleve por delante a CiU-- en las conclusiones, pero intenta mantenerse al margen de cualquier polémica mayor al poner el foco en los datos.

La evolución media de toda la serie histórica (que empieza en 1993) muestra una "tendencia de fondo positiva" [gráfico 2] con unas tasas de variación "muy similares" en Cataluña y España entre 2001 y 2014, manifestó Rovira. Incluso la crisis ha sido beneficiosa para el peso de la comunidad en el conjunto del país, ya que recuperó parte del vigor que se había llevado por delante la implementación del Espacio Schengen en la Unión Europea, que abrió las puertas a la inversión en el extranjero [gráfico 1].

Otro dato que recordó la Cambra es que la participación de la inversión productiva en Cataluña sobre el total de España se mantuvo en el 23,3% de media en los últimos cuatro años, muy por encima de peso del PIB local en el conjunto del Estado (18,7%, aproximadamente).

Expectativas positivas

Por otro lado, la institución mostró el optimismo de los empresarios catalanes en mantener el ritmo de inversiones. Tras una encuesta a 3.030 compañías de todos los sectores al terminar el primer trimestre, la Cambra indicó que el 36% pretende apostar por negocios ubicados en Cataluña, el 4% en iniciativas en España y otro 2% en proyectos en el extranjero.

De la muestra, destacan el pulso de las mercantiles industriales (54%) y de la construcción (17%), un sector que empieza a salir de pozo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad