Aviones de Iberia en un aeropuerto

La pandemia fuerza a la dueña de Iberia a ampliar capital en 2.750M

stop

IAG, propietaria también de Vueling, pierde en el primer semestre 3.806 millones por los efectos del coronavirus

Barcelona, 31 de julio de 2020 (08:48 CET)

International Airlines Group (IAG), del que forman parte aerolíneas como British Airways, Iberia o Vueling se ha visto arrastrado por una situación excepcional que ha llevado a paralizar el tráfico aéreo de todo el mundo para controlar la expansión del virus. Y sus cuentas recién presentadas reflejan los múltiples daños. El primer semestre del año ha perdido 3.806 millones de euros, frente a los 806 que había ganado un año antes.

Para poder cambiar su adaptación a las circunstancias, su balance de situación y su posición de liquidez, IAG propondrá a la junta de accionistas de septiembre una ampliación de capital de hasta 2.750 millones de euros. Qatar Airways, su mayor accionista, se ha comprometido a apoyarla.

La decisión, que deberá contar con el visto bueno de los accionistas en la próxima junta general  del 8 de septiembre, mejorará la capacidad de adaptación del grupo, su balance de situación y su posición de liquidez. "IAG estará en una mejor posición para seguir ejecutando sus objetivos estratégicos y para aprovechar su posición de liderazgo actual y las oportunidades futuras de crecimiento y consolidación”, ha explicado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Respecto a la evolución del negocio, el consorcio ingresó entre enero y junio 5.288 millones, un 55,7% menos que el año anterior. Por país de origen, la facturación llegó en mayor medida desde Reino Unido (1.739 millones), España (1.024 millones) y Estados Unidos (750 millones). El importe restante (1.775 millones) corresponde al resto del mundo. 

La compañía cotizada vinculó sus pérdidas al impacto del coronavirus en el beneficio de las operaciones y a las partidas excepcionales relacionadas con el exceso de coberturas de combustible, así como al deterioro de los activos de flota, también a consecuencia de la crisis sanitaria.

Crisis sin precedentes en la industria de la aviación

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, ha hablado del horizonte económico que tiene el sector por delante: “Nuestra industria se enfrenta a una crisis sin precedentes y las perspectivas siguen siendo inciertas".

Para Walsh, que dejará su puesto para que le suceda Luis Gallego tras 15 años en la compañía, las decisiones que se han tomado han sido "difíciles con respecto a empleados y costes", pero "pensamos que estas acciones son las más adecuadas para proteger el mayor número de puestos de trabajo y poder servir al mayor número de clientes".

Willie Walsh, CEO de IAG: "Nuestra industria se enfrenta a una crisis sin precedentes"

Una de estas decisiones ha sido la reducción de los gastos operativos semanales, pasando de 440 millones de euros en el primer trimestre a 205 millones de euros en el segundo trimestre. IAG también redujo las entregas futuras de flota. En concreto, las entregas de 2020-2022 disminuyeron en 68 hasta 75 mediante aplazamientos y cancelaciones. La compañía informa de que en este sentido tambien se ha puesto en marcha una nueva reducción de la flota, incluyendo la retirada de 53 aviones de largo recorrido para finales de este año.

Gallego, consejero delegado de Iberia, ha sido más optimista que Walsh en su lectura de la situación: "Estamos viendo los primeros signos de una vuelta en la demanda de pasajeros y, aunque estemos en los comienzos de esta recuperación, ahora es el momento de volver a tomar decisiones importantes y asegurarnos de que IAG sale fortalecida de esta crisis”.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Iberia Coronavirus IAG
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad