Luis Gallego presidente ejecutivo de Iberia

Iberia y Air Europa alertan del rescate masivo de aerolíneas en Europa

stop

“Muchas aerolíneas sin un futuro claro están siendo rescatadas con ayudas difícilmente justificables”, lamenta Gallego. “Estamos secos”, añade Hidalgo

Barcelona, 16 de junio de 2020 (13:43 CET)

Si en algo coincide el sector aeronáutico, es que la del coronavirus es la peor crisis de toda la historia de la industria. “Con el virus del SARS o el atentado a las torres Gemelas, la salida fue en forma de V, pero ahora ya estamos en la U y cada vez más cerca la L”, alerta Luis Gallego, presidente ejecutivo de Iberia. Para volver a despegar, las compañías españolas parten con desventaja frente a la competencia por las ayudas de estado que la mayoría de los países de la Unión Europea inyectó a sus operadoras nacionales.

“Muchas aerolíneas sin un futuro claro están siendo rescatadas con ayudas de estado difícilmente justificables en términos de competencia”, avisó el dirigente español. El presidente de Air Europa, Juan José Hidalgo, puso nombres sobre la mesa: Lufthansa, con una inyección de 9.000 millones por parte del Gobierno alemán, y Alitalia, que directamente será nacionalizada. Otros países, como Francia y los Países Bajos, aportarán directamente 6.000 millones de euros a la ampliación de capital de Air France-KLM, el grupo aéreo del que ya son accionistas.

Ambos directivos participaron este martes en las jornadas Empresas españolas liderando el futuro, organizadas por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). Coincidieron en el diagnóstico: la competencia tras la crisis será feroz. Y España no está haciendo lo suficiente para ayudar al sector aeronáutico, motor del turismo, que genera el 13% del PIB y el 15% del empleo en el país.

“Es imposible resistir con un porcentaje de costes fijos tan elevado; al inicio de la crisis nuestra obsesión fue asegurar la liquidez y la caja, por lo que suprimimos los gastos no esenciales, aplicamos un expediente de regulación de empleo (ERTE) para toda la plantilla y obtuvimos un crédito de 750 millones avalado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO)”, resumió Gallego. Pero a continuación añadió: “aunque sea de ayuda, todo esto no será suficiente”.

"Estamos secos, no tenemos un duro", admite el presidente de Air Europa

Menos políticamente correcto fue su competidor. Hidalgo resumió la situación: “Estamos secos, no tenemos un duro”. Ante la falta de un plan de incentivos del Ejecutivo, admitió que “costará mucho resucitar”. “Jesucristo lo hizo en tres días; yo creo que nosotros vamos a necesitar tres o cuatro años”.

A pesar de compartir diagnóstico, ambos prohombres de la aviación difieren en el remedio. El presidente de Air Europa pidió que el Ejecutivo de Pedro Sánchez imitase el ejemplo de sus vecinos y se lanzara al rescate de las compañías aéreas nacionales. “Tienen que echarnos una mano forzosamente; nuestro grupo está saneado, pero si no ingresamos no podremos salir adelante”, advirtió.

En cambio, Gallego optó por demandar medias estructurales para el país. Para empezar, extender la duración de los ERTEs por causa de fuerza mayor hasta final de año. Y a continuación: desbloquear la llegada del AVE a la T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas, apostar por el cielo único europeo, que Aena rebaje las tasas y que España lidere un plan renove aeronáutico para que las compañías puedan sustituir sus aviones por otros menos contaminantes.

Ninguno de los dos hizo referencia, eso sí, a la operación compra de Air Europa por parte de Iberia anunciada antes de la pandemia. Aunque parece que el proceso sigue adelante, son muchas las voces que aseguran que la filial de International Airlines Group (IAG) deberá rebajar la oferta inicial de 1.000 millones de euros.

Ryanair comparte el argumentario de Iberia y Air Europa

En la presentación de resultados del ejercicio 2019/2020, Ryanair ya defendió las tesis que ahora utilizan Iberia y Air Europa. La compañía irlandesa señaló que las distintas administraciones han dado alrededor de 30.000 millones de euros en ayudas de estado ilegales a las aerolíneas. “Cuando las aerolíneas vuelvan a volar en julio, el paisaje competitivo de Europa se verá distorsionado por la cantidad de ayudas de estado otorgadas, algo sin precedentes”, advirtió la empresa en una nota.

Los efectos no se harán esperar. Cuando se retome la actividad la firma espera que los billetes "estén sometidos a importantes descuentos y a precios por debajo de coste por parte de las operadoras de bandera que recibieron ayudas de guerra”.

Además, el consejero delegado de la low-cost, Michael O'Leary, pidió la semana pasada una rebaja de tasas de entre el 25% y el 50% a Aena. El directivo dijo que el descenso de las tarifas debería producirse “durante los próximos uno o dos años” para ayudar a recuperar el negocio. 

En alerta también está la patronal Asociación de Líneas Aéreas (ALA) ante el último Real Decreto aprobado por el Gobierno. La organización lo calificó como “una forma velada de aumentar las tarifas aeroportuarias”. “Es un perjuicio y un freno a la necesaria recuperación del sector”, advirtió.

La asociación hizo especial hincapié en el pago de las medidas sanitarias. Según la norma, los costes en los que incurra Aena que no se cubran a través de subvenciones “se recuperarán a través de tarifas aeroportuarios”. Es decir: más tasas para las operadoras que vuelen en España-

 

 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Aena Iberia Coronavirus IAG
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad