Iberia y Vueling presentaron ERTEs para su plantilla.

Sánchez deja sin paracaídas al sector aéreo

stop

La industria aeronáutica critica la inacción del Gobierno mientras la mayoría de países europeos ya preparan su plan de ayudas para las aerolíneas

Barcelona, 13 de abril de 2020 (04:55 CET)

El sector turístico español espera su particular Plan Marshall. La industria supone más del 12% del Producto Interior Bruto del país y ya da prácticamente por perdida la campaña veraniega por las restricciones a la movilidad. De entre todas las empresas, las aerolíneas sobresalen como las más perjudicadas, quemando efectivo a diario y sin poder ingresar al tener los aviones en tierra. Y a pesar de las buenas palabras, todavía esperan una propuesta del Gobierno, tal y como han hecho la gran mayoría de países del Viejo Continente.

Fuentes internas de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) explican que el Ejecutivo que lidera Pedro Sánchez aún no presentó ningún plan concreto para rescatar a un sector que algunos expertos equiparan con la banca en la crisis financiera de 2008. “Muchas palabras, pero todavía no ha habido ninguna proposición real”, explican a Economía Digital.

El pasado 3 de abril, la patronal que preside Javier Gándara pedía que no se dejara caer al sector aéreo y que se tomaran medidas “cuanto antes porque la supervivencia de la industria peligra”. Así, solicitaba incrementar el flujo de los préstamos avalados por el ICO, flexibilizar el pago de las tasas aeroportuarias y facilitar el aplazamiento de algunos tributos. Nada de inyecciones de liquidez como han hecho varios países de Europa.

En un sector tremendamente regulado, donde todas las ayudas públicas se analizaban con lupa y se denunciaba el dopaje con el que contaban las compañías aéreas del Golfo Pérsico, las restricciones saltaron por los aires cuando la supervivencia de las aerolíneas se puso en juego. Estados como el Reino Unido, Francia, Italia, Noruega, Alemania, Francia y los Países Bajos ya tienen marcha diversos planes para el rescate de sus principales operadores.

"Entramos en un terreno en el que sobrevivir es ganar", dicen las aerolíneas

Mientras los Ejecutivos europeos ya toman medidas, en España las compañías aéreas son críticas. "Debemos tener claro que el paquete de ayudas del Gobierno solo nos sirve para sobrevivir". Es la consigna que repiten las fuentes del sector aéreo consultadas tras el anuncio de Pedro Sánchez de movilizar 100.000 millones en avales --para toda la economía-- para hacer frente al golpe económico asestado por el coronavirus. "Entramos en un terreno en el que sobrevivir es ganar", añaden.

Las compañías aéreas asumen que serán de los sectores más golpeados por el coronavirus y ya tienen en marcha medidas de contingencia para hibernar su operativa, con reducciones de entre el 75% y el 85%, y dejarla en su mínima expresión. Podría no ser suficiente: los analistas auguran que, en mayo, muchas se avecinarán a la quiebra.

La consultora CAPA Center for Aviation advirtió en una nota que a finales de mayo, la pandemia global llevará a "la mayoría" de las compañías aéreas a la bancarrota a no ser que los gobiernos tomen cartas en el asunto. "Con el impacto del nuevo coronavirus y las múltiples medidas de viaje de los gobiernos en el mundo, muchas aerolíneas probablemente estén ya en bancarrota técnica, o al menos han incumplido sustancialmente sus obligaciones de deuda", añadió la firma.

Francia y Holanda preparan 6.000 millones

De este modo, la mayoría de países europeos ya comenzaron a reaccionar. El ministro de Transportes francés, Jean Baptiste Djebbari avisó la semana pasada que el Gobierno ya trabaja en un plan de ayudas que ronda los 6.000 millones para Air France-KLM. "Una ayuda de ese importe en créditos para apoyar a la compañía es realista", dijo.

Francia y Holanda poseen, cada una, el 14% del capital del conglomerado aéreo y todo parece indicar que la aportación de ambos Gobiernos será a través de créditos garantizados. La medida estaría respaldada por los otros dos grandes accionistas, la estadounidense Delta Airlines China Eastern Airlines.

Italia nacionalizará Alitalia

Italia fue el primer país en tomar medidas para salvar a su aerolínea de bandera. Inmersa en una profunda crisis desde hace años, la caída de la demanda llevaba a Alitalia a la quiebra, pero el Gobierno transalpino tomará el control de la compañía aérea con tal de mantenerla viva.

En un decreto ley aprobado en marzo, el Ejecutivo dibuja “una nueva compañía controlada por completo por el Ministerio de Economía y Finanzas, o controlada por una compañía predominantemente pública y de participación pública indirecta”, que tomará el control tanto de Alitalia como de su filial Alitalia CityLiner SpA.

El Reino Unido da oxigeno a Easyjet

A pesar de los titubeos iniciales frente al coronavirus, el Gobierno británico fue rápido a la hora de salir a la ayuda de sus aerolíneas. El Ejecutivo liderado por Boris Johnson y el Banco de Inglaterra facilitaron liquidez por valor de 700 millones de euros a Easyjet.

La intervención amagó con ser mayor después de que algunos ministros anunciasen la intención de entrar en el capital de British Airways, una información que quedó desmentida a las pocas horas por otros miembros del mismo Gabinete. De hecho, International Airlines Group --que también engloba a Iberia y Vueling-- ha sido poco partidaria, hasta el momento, de las ayudas directas por parte de la administración.

Incluso Alemania se abre a salvar Lufthansa

Según el presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, el conglomerado aéreo pierde un millón de euros cada hora. "Y cuanto más dure esta crisis, será más probable que el futuro del transporte aéreo no se pueda garantizar sin ayudas estatales", dijo al inicio de la pandemia el primer ejecutivo del grupo al que también pertenencen EurowingsSwissAustrian AirlinesBrussels Airlines y Edelweiss.

A las pocas horas, el ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz, recogió el guante. "He propuesto que activemos programas a través de los que podríamos ayudar con capital, lo que significa comprar acciones de las compañías para las que esto se considera razonable y útil", explicó el dirigente. Para garantizar la liquidez de estas compañías se podrían usar los recursos de un banco estatal, según el programa que prepara el Ministerio de Finanzas de Alemania.

Noruega rescata a Norwegian

Norwegian arrastra dificultades financieras desde hace años por su agresiva expansión y el desplome de la demanda ponía en jaque su liquidez. Para remediarlo, el gobierno noruego ha salido en su ayuda con una inyección de, por el momento, 253 millones de euros.

El Ejecutivo ha lanzado un paquete de garantías de crédito de 506 millones, la mitad destinada a la firma de bajo coste fundada por Bjorn Kjos. El resto de la partida va destinada a Scandinavian Airlines Systems (SAS) y la regional Wideroe. Pero el rescate llega con condiciones: el Gobierno pondrá a disposición de la aerolínea solo 23,5 millones de euros; el resto solo se desbloqueará cuando los acreedores relajen sus exigencias y el balance de la compañía alcance "un nivel satisfactorio".


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad