La patronal catalana del metal se muda al edificio de su 'casa madre', Foment

stop

JUICIO CON SU ANTERIOR PRESIDENTE

Cristina Farrés

El presidente de la UPM, Josep Maria Pujol (izquierda), y la nueva sede de la patronal, en el edifico de Foment del Treball (derecha)
El presidente de la UPM, Josep Maria Pujol (izquierda), y la nueva sede de la patronal, en el edifico de Foment del Treball (derecha)

en Barcelona, 08 de junio de 2015 (20:45 CET)

La patronal catalana del metal, Unió Patronal Metal·lúrgica (UPM), está de mudanzas. La organización presidida por Josep Maria Pujol (Ficosa) se traslada a la sede de su casa madre, Foment del Treball. Se ha visto abocada a este extremo tras vender el edifico que hasta ahora acogía una de las sectoriales con más fuerza en el panorama patronal catalán.

El inmueble que abandonan se encuentra en el número dos de la calle Joan Anselm Clavé de Barcelona, en la parte baja de Vía Laietana (barrio Gótico). Se transformará en los próximos meses en un bloque de viviendas. Los cuatro millones de euros con los que se ha saldado la operación irán destinados íntegramente a capitalizar la patronal del metal, tal y como avanzó Economia Digital en octubre.

Cerrar la 'etapa más oscura' de la patronal

La entrada de fondos era básica para superar lo que fuentes de la propia organización aseguran que es su "etapa más oscura": cuando se descubrió que el anterior equipo de gestión había percibido sueldos presuntamente de forma ilícita de la institución empresarial.

El caso está en los tribunales (UPM presentó una querella en noviembre de 2012) y ha propiciado que la Fiscalía pida una pena de 11 años de cárcel para el antiguo presidente, Antoni Marsal, al ser acusado de los delitos de falsedad documental y malversación de fondos públicos.

UPM debe pagar 370.000 euros

El empresario irá a juicio, pero el juzgado de instrucción número 18 de Barcelona exige a la patronal sectorial una responsabilidad civil de 370.000 euros por fraude en subvenciones públicas. Bajo la dirección de Marsal, las ayudas públicas acabaron en otro destino y nunca fueron reembolsados a las administraciones.

Además del propio Marsal, también se encuentran imputados el ex director general de la institución, Ángel Hermosilla, y su esposa Margarita Sánchez; las empleadas querellantes María Magdalena Grau y Cristina Isabel López; y Ángel Blesa, asesor externo de la patronal.

Ratificación de la cúpula

La operación inmobiliaria permite a UPM disponer de los recursos económicos necesarios para hacer frente a todo el proceso. En Foment del Treball, la nueva cúpula ocupará el ático, una planta que se ha renovado y adecuado durante las últimas semanas.

De forma paralela a la venta del inmueble, los asociados a la patronal del metal ratificaron al actual equipo directivo para que desempeñen otros dos años sus responsabilidades en la organización. Además de Pujol, Mariano Domingo se encarga de la gestión diaria de la institución como director general.

Las próximas elecciones en UPM tendrán lugar en 2017.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad