La planta de Cacaolat presenta concurso de acreedores

stop

La inmobiliaria Proactiva BCN-La Marina no consigue pactar el precio del alquiler

Camión de Cacaolat

16 de enero de 2013 (10:47 CET)

La inmobiliaria Proactiva BCN ha presentado concurso de acreedores en los Juzgados Mercantiles de Barcelona. El motivo ha sido la falta de acuerdo con la Damm y Cobega, los nuevos dueños de la marca catalana de batidos, a quienes exige 400.000 euros mensuales.

Los impagos de alquiler le han obligado a presentar suspensión de pagos después de que en septiembre de 2012 ya entrara en situación de preconcurso. Entonces, intentó renegociar la deuda con los acreedores que son BBVA, Bankia, Santander e Investec, según publica Expansión.

Traslado de la producción

Proactiva pidió un préstamo por valor de 97 millones de euros para comprar a Clesa la planta de Cacaolat en la capital catalana. Por aquel entonces, la compañía que vendió la factoría estaba en manos de Nueva Rumasa.

Por su parte, los nuevos dueños quieren pagar un alquiler que no supere los 80.000 euros, aunque ahora está pagando la mitad. Además, están inmersos en el cambio de ubicación a Santa Coloma de Gramanet (Barcelona), donde trabajará parte de la compañía.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad