Las catalanas del Ibex pierden, en una semana, el valor completo de Grífols en bolsa

stop

SEMANA BURSÁTIL

Prima de riesgo y bolsa

03 de junio de 2012 (00:00 CET)

Las cinco grandes compañías catalanas se han desangrado esta semana en el Ibex. Su valor conjunto ha caído en 3.091 millones hasta los 31.273. Sólo cinco sesiones atrás, las empresas de Catalunya cotizadas en el selectivo español valían 34.365 millones de euros. El desgaste equivale a prácticamente la capitalización de Grífols y supera ampliamente a la de Banc Sabadell.

Un tercio del desgaste (1.066 millones) es atribuible directamente a Gas Natural Fenosa. La firma energética ha perdido 1,1 euros por título entre el 25 de mayo y el 1 de junio. Su valor total ha pasado de los 9.680 millones a los 8.614. Cada título cerró el viernes a 8,68 euros. El banco de La Caixa, Caixabank, es la segunda firma catalana en el ránking del sufrimiento bursátil. Se trata, sin embargo, del valor con mayor volumen de acciones, por lo que su variabilidad es superior, tanto al alza como a la baja.

En total, Caixabank dispone de 3.840 millones de acciones que el viernes cotizaron a 2,049 euros. La franquicia financiera cuenta con ilustres inversores entre sus filas, como el hombre más rico del mundo.

El mexicano Carlos Slim vio, como el resto de poseedores de títulos de Caixabank, como el banco perdió 891 millones entre esos dos viernes.

La concesionaria de infraestructuras participada por La Caixa y Criteria, Abertis, se ha dejado 581 millones en el mismo periodo. Los de Francisco Reynés han visto como su compañía ha roto el valor de los 8.000 millones. Abertis vale en bolsa 7.950 millones. En mayo, su capitalización era de 8.500 millones.

Las grandes fortunas

Por su tamaño, en la cola de las pérdidas están Banc Sabadell, participada por las grandes fortunas catalanas (Isak Andic, José Manuel Lara, Joaquim Folch-Rusiñol y Sol Daurella, entre otros), y la firma de hemoderivados dirigida por Víctor Grífols. El banco presidido por Josep Oliu se ha dejado 457 millones para valer 2.941 millones. Cada acción se fijó en los 1,28 euros, aunque después de Caixabank, es el valor catalán con mayor volumen en bolsa. Tras la reciente ampliación de capital cotizan 2.297 millones de títulos del nuevo propietario de la CAM.

Grífols, sufre, pero no tanto. Su cotización es bastante sólida aunque no ha escapado a la penitencia de la semana. Su ha dejado en cinco días 94 millones y su valor total es de 3.900 millones.

Riesgo país

Esta semana negra para las compañías catalanas es para los analistas el reflejo de la inseguridad y desconfianza que emana de “todo lo que es Español”. Ésa es la opinión de Jesús Muela, de Gaesco, quien asegura que la etiqueta país está perjudicando a las cotizadas. “Los inversores huyen de todo lo que es español, aunque su negocio esté fuera del país”. Es una de las consecuencias de la prima de riesgo, en máximos históricos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad