Las grandes marcas tropiezan en la búsqueda de macrotiendas en España

stop

Las superficies de entre 2.000 y 3.000 metros cuadrados son las más codiciadas por los operadores comerciales

Interior de una tienda de Zara en Roma I EFE

01 de octubre de 2014 (20:43 CET)

Los inversores vuelven a apostar, y fuerte, por el mercado español. Madrid y Barcelona son los enclaves más deseados por las grandes marcas y las firmas de lujo para reactivar sus planes de expansión. Pero es la capital catalana la que atrae más miradas gracias a su tirón turístico y cultural.

En estos momentos, la consultora CBRE ha contabilizado entre 80 y 100 inversores dispuestos a aterrizar en la zona más exclusiva de Barcelona de forma inmediata. Y todo ello, pese a que las millas de oro en España no puedan ofrecer el tipo de local que codician las grandes marcas.

Hace seis o siete años, justo cuando estalló la burbuja inmobiliaria, los operadores del retail que buscaban locales de 1.000 metros cuadrados o más apenas suponían un 5% del total. A día de hoy, esa cifra ya supera el 15%. Los casos más evidentes son los de Louis Vuitton, Mango, Zara y Desigual.

Macrolocales en zonas prime

La firma de lujo francés se trasladó hace justo un año a un local de 1.500 metros cuadrados en el número 80 de Paseo de Gràcia. La compañía que preside Isaak Andic abrirá una megatienda de 1.500 metros en un edificio situado en la icónica rambla Cataluña, justo donde antes se albergaba el cine Alexandra. Inditex, por su parte, aspira a inaugurar el Zara más grande del mundo ampliando el que tiene en el número 16 de Paseo de Gracia. La apuesta de la empresa fundada por Amancio Ortega es pasar de los 2.500 metros que tiene ahora a 4.000. Desigual también quiere una macrotienda en plaza Cataluña, donde dispondrá de 3.000 metros cuadrados.

Esa es la tendencia, pero las millas del lujo en España, y concretamente en Barcelona, no cuentan, a priori, con locales que respondan a las nuevas exigencias. ¿Qué ha pasado en estos años de crisis inmobiliaria y caída de consumo interno para que las megatiendas sean la nueva apuesta? Que los retailers han vuelto al mercado nacional “más exigentes y profesionalizados”, subraya la directora high street Barcelona de CBRE, Susana Elhombre.

Crear espacios donde no los hay

“Ahora van a formatos muy grandes, pero en España no hay locales así en zonas prime. El local estrella no existe y por ello se tienen que adaptar”, puntualiza el director de capital markets de la consultora en Barcelona, Xavier Güell. Pero ¿cómo se adaptan? Como si de un puzzle se tratara, compran locales colindantes o pisos superiores a los del espacio que ya han adquirido. Pura creatividad inmobiliaria.

Aunque el espacio no es la única exigencia. Los operadores comerciales también buscan espacios diáfanos, con una fachada de mínimo seis metros, con dobles alturas y que los vecinos estén a la altura de sus escaparates. “En cuanto a los vecinos no hay problema porque son de prestigio, pero sí puede haberlos en lo que se refiere a la altura, las fachadas y la distribución de la superficie”, puntualizan los expertos de la consultora.

Eso sí, como en todo, las modas no acaban con los clásicos. Y aunque la tendencia mira hacia las macrotiendas, los locales de entre 200 y 400 metros cuadrados siguen siendo los más demandados. Una cuestión de rentas, más que nada.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad