Gerardo Cuerva, presidente de Cepyme. /CEPYME
stop

La patronal de pymes señala que la ley de control horario genera más dudas que certezas y que no es realista en multitud de casos

Barcelona, 09 de mayo de 2019 (18:30 CET)

La nueva ley de control horario no beneficia a las pymes. Así lo determina la patronal Cepyme, que ha pedido al Gobierno que flexibilice la aplicación de la ley que que obliga a las empresas a hacer fichar a sus trabajadores para controlar sus horarios; y que entra en vigor el próximo 12 de mayo. 

Gerardo Cuerva, presidente de Cepyme, argumenta que la nueva ley implementada por el Gobierno de Pedro Sánchez no tiene en cuenta las múltiples cualidades de las pymes. El también vicepresidente de la CEOE señala que la normativa no se adapta a los nuevos formatos laborales y "genera importantes dudas" sobre como debe implementarse.

La entrada en vigor de una normativa que obliga a los trabajadores a registrar las horas de trabajo es incompatible con las empresas que empiezan a implementar modelos de flexibilización horaria, teletrabajo y otros sistemas que favorezcan la conciliación de trabajo y vida personal, a juicio de la patronal de la pequeña y mediana empresa. 

El control horario no beneficia a las pymes

Cuerva ha definido el nuevo sistema implantado por el PSOE como un "retroceso", ya que es propio de un tiempo que ya "pasó", a la vez que no significa una mejora en las relaciones laborales ni aporta beneficios extra a las empresas de pequeña y mediana dimensión. Esta ley fue tramitada de forma urgente por el Ejecutivo, según la patronal, porque no estaba en ninguna de las mesas de negociación o reivindicación de sindicatos, trabajadores o empresas.

El presidente de Cepyme ha instado al Gobierno de Sánchez a hacer una "reflexión" para poder retrasar o flexibilizar la entrada en vigor definitiva de la ley.

Hemeroteca

Pedro Sánchez Pymes
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad