Artur Carulla, presidente de GB Foods, en una imagen de archivo. EFE/ Guido Manuilo

Los Carulla sacan jugo a la apuesta de GB Foods por África

stop

GB Foods eleva los beneficios el 20% gracias al impulso de la división africana y ya tiene apalabrada una nueva adquisición para seguir creciendo

Barcelona, 06 de junio de 2019 (04:55 CET)

A GB Foods le salen las cuentas con su inversión en África. La compañía alimentaria de la familia Carulla dispara sus ganancias por segundo año consecutivo tras la compra del grupo Watanmal y en el ejercicio 2018 ya ascendieron hasta los 52,5 millones de euros frente a los 27,9 millones de 2016. La subida, del 75% en dos años, se produjo gracias a las adquisiciones pero también a la política de recortes que aplicó en sus oficinas.

Las cuentas del último año revelan como las ventas en el continente africano se incrementaron desde los 270,4 millones hasta los 318,5 millones de euros en sólo un ejercicio. Fueron el motor del incremento de la facturación total, que escaló desde los 730,9 millones hasta los 758,4 millones de euros de un año para el otro.

Así, la adquisición de Watanmal por 187 millones de la mano del fondo Helios Investment Partners en 2017 ya comienza a ser rentable para la sociedad que dirige Ignasi Ricou. Si bien escogió no repartir dividendos, ya gana dinero en muchos de los mercados africanos: los beneficios ascienden a 1,2 millones en Algeria, 4,6 millones en Nigeria o 3,2 millones en Ghana. Menores son las ganancias en Togo (7.000 euros), Guinea (5.000 euros), Camerún (6.000 euros) o Malí (11.000 euros).

No obstante, la apuesta africana no fue la única razón de las buenas cifras. Los Carulla hace meses que tienen en marcha un plan de recortes de personal encargado a la consultora Bain & Company. A mediados del año pasado, GB Foods cesó por ejemplo a 35 personas del área comercial enfocadas al retail y el food service con sueldos de entre 30.000 euros y 50.000 euros anuales.

Los ajustes siguieron con la entrada de 2019 cuando ya afectaron a más de una veintena de directores y managers. La medida se tomó tras "detectar duplicidades" entre posiciones y golpeó a personal que tenía salarios que oscilaban entre los 60.000 euros y los 100.000 euros anuales, como explicó Economía Digital. Además, tiene visos de que podría no ser el último del ejercicio actual.

La fórmula de GB Foods para seguir creciendo

Pero más allá del negocio africano, GB Foods también diseña una estrategia basada en las adquisiciones. En 2018 se hizo con el 50% de la sevillana Salsas de Salteras, especializada en gazpachos, salmorejos y salsas de mesa. El grupo englobó en su órbita las dos fábricas de la firma, ubicadas en Dos Hermanas y Salteras

Además, las cuentas anuales revelan que los Carulla se guardaron un as bajo la manga al firmar la operación: una opción de compra sobre la mitad restante que entra en vigor a partir de 2022. Así como la posibilidad de hacerse con la totalidad de la empresa, también tienen la opción de dar marcha atrás y vender su participación, según la misma cláusula.

La empresa andaluza, eso sí, son migajas frente a la operación que Artur Carulla, presidente de la empresa alimentaria, y Ricou acaban de cerrar. La firma catalana firmó hace apenas dos semanas la compra de Continental Foods por alrededor de 1.000 millones de euros.

GB Foods, asesorado por AZ CapitalPwc y Clifford Chance, valora la complementariedad de los mercados con el productor de marcas como Liebig, Royco, D&L y Erasco. Mientras ella concentra su actividad en EspañaItalia África, Continental Foods es fuerte en BélgicaFranciaAlemaniaSuecia Finlandia.

Hemeroteca

Carulla
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad