Francisco Pardo, presidente de Sercobe

Los grandes industriales se cargan la reforma energética

stop

CRÍTICAS AL GOBIERNO

desde Madrid, 12 de marzo de 2015 (20:57 CET)

Los grandes industriales consideran que, año y medio después, la reforma energética ha incumplido el objetivo de abaratar la factura eléctrica que abonan las empresas españolas. Ése y acabar con el déficit de tarifa constituyeron el leitmotive del Gobierno. En el sector de bienes de equipo, uno de los más expuestos a los vaivenes del recibo, consideran que han perdido competitividad respecto a sus inmediatos competidores (Francia, Alemania y China) y que ello lastrará la salida de la crisis.

"Tenemos que ser capaces de llegar a algún acuerdo entre el tejido productivo, la administración y las empresas eléctricas porque los costes limitan de forma muy importante nuestras capacidades de exportación", indica el presidente de la patronal Sercobe, Francisco Pardo. "Esperamos un acuerdo en este sentido en el medio plazo", asegura. Según los datos de la agrupación empresarial, sólo las empresas chipriotas y maltesas pagan más que las españolas.

Cambio de enfoque

"Tiene que ver con un cambio de enfoque sobre la lucha contra la crisis económica: después de salvar al sistema financiero y de equilibrar los presupuestos, es exigible una política industrial que recoja estímulos para reindustrializar España". Pardo opina que "sólo los países industriales –y no de servicios— han logrado una salida de la crisis más vigorosa". Estados Unidos y Alemania son los ejemplos que cita y a quiénes "deberíamos ser capaces de seguir".

No caminar en esa dirección es "cerrar los ojos a la realidad: 50.000 millones de euros en facturación y medio millón de puestos de trabajo que es lo que representa en términos cuantitativos el sector de bienes de equipo justifica un apoyo decidido de las administraciones", remacha Pardo. Las empresas de bienes mecánicos son las que han recibido el mayor impacto y se han comportado pero que las electrónicas y las ingenierías durante 2014.

¿Recuperación del sector?

El último ejercicio se habría zanjado, según las cifras provisionales de cierre anual, con una tímida creación de empleo. Apenas es del 0,4% pero contrasta con el comportamiento depresivo de años anteriores. Entre 2009 y 2013 se destruyó el 11,4% del número de contratos que cursaron las empresas industriales españolas. La facturación habría mejorado el 1,3% hasta los 49.750 millones de euros. Asimismo, la tendencia de los pedidos hace prever que en 2015 se consolidará la reactivación del sector.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad