Los socios de Fira 2000 preparan 146 millones para reducir deuda

stop

La Generalitat, la administración más endeudada y con mayor déficit, correrá con casi la mitad de las ampliaciones de capital previstas

Xavier Alegret

El presidente Carles Puigdemont y la alcaldesa Ada Colau deben dirimir sus diferentes apuestas por el referéndum / EFE
El presidente Carles Puigdemont y la alcaldesa Ada Colau deben dirimir sus diferentes apuestas por el referéndum / EFE

Barcelona, 05 de diciembre de 2016 (06:00 CET)

Este año, con las inyecciones de la Generalitat por 21 millones, culmina el plan 2012-2016 de los socios de Fira 2000 para reducir la deuda fruto de la construcción del recinto ferial de Gran Vía. Pero queda todavía más de la mitad por pagar, por lo que las administraciones incrementarán el esfuerzo en los próximos cinco años.    

Los socios de Fira 2000 ampliaron capital en 121 millones desde 2012. Según el plan 2017-2021, en los próximos cinco años las ampliaciones serán de 145,9 millones de euros e irán a cargo de las cinco administraciones que están en el accionariado. La Cámara de Comercio de Barcelona, como estaba previsto, no irá a las ampliaciones de capital e irá diluyendo su participación.    

La Generalitat pagará 66 millones  

La Generalitat, la administración más endeudada y con mayor déficit de las cinco que están en Fira 2000, hará el mayor esfuerzo, con 66,2 millones de euros. El Govern es el primer accionista de la sociedad con una participación del 50,38%.  

Barcelona también hará un esfuerzo importante. La llegada de Ada Colau al ayuntamiento no ha cambiado las prioridades del consistorio en este sentido, y la ciudad pondrá más dinero del que le tocaría por su peso en Fira 2000: ampliará capital en 40 millones, el 27% del total, cuando su participación ronda el 23%.  

El resto de administraciones, que tienen un peso similar –alrededor del 6%– en la sociedad, harán ampliaciones de capital similares. El Ayuntamiento de l'Hospitalet de Llobregat, municipio donde se ubica el recinto ferial, la Diputación de Barcelona y el Área Metropolitana, pondrán 13,23 millones cada uno.    

Mucha deuda pendiente todavía  

Este será el tercer plan de reducción de la deuda, tras el que iba de 2006 a 2011, por el que se giraron 368 millones, y el 2012-2016, de 121 millones. Con la suma de ambos, el sector público catalán ya ha puesto 489 millones de euros para pagar la ampliación de la Fira, en la que se celebran salones tan conocidos como el Mobile World Congress o Alimentaria.

A pesar del esfuerzo hecho por las administraciones, tan solo están a medio camino. Las obras costaron 900 millones, por lo que quedan más de 400 millones. Pero la deuda pendiente es algo mayor, como consecuencia de los intereses y las pérdidas acumuladas por la sociedad: en 2015 tuvo unos números rojos de 21,9 millones, algo inferiores a los de 2014.  

Fira 2000 cerró 2015 con una deuda a largo plazo de 518 millones, de la que 443 millones era financiera. Con las ampliaciones de 2016, la sociedad habrá reducido su pasivo, como máximo, a los 478 millones. Así que, además de las ampliaciones hasta 2021, todavía quedará mucho esfuerzo pendiente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad