Los Tarragó, lejos de pactar con sus primos un futuro para Ficosa

stop

Persisten los desencuentros para realizar un plan industrial común en la compañía

08 de junio de 2013 (19:51 CET)

Los desacuerdos entre las dos familias fundadoras de Ficosa, los Pujol y los Tarragó, primos hermanos, persisten. A pesar de los acercamientos para intentar limar asperezas, no se dan las condiciones necesarias para que la compañía de componentes de la automoción esté dirigida de nuevo por ambos. De hecho, los Tarragó aseguran que están “más lejos que nunca de llegar a un acuerdo”, según fuentes cercanas a la familia.

Desde que los Pujol despidieron al entonces vicepresidente, Josep Maria Tarragó, y a su hermano Jorge a medianos de 2011, han mantenido las mismas reclamaciones sobre la mesa, según los mismos interlocutores.

Gestión externa

Para pactar un futuro industrial en Ficosa, exigen que ambas familias salgan de los órganos de dirección y se contrate a un ejecutivo externo para gestionar el grupo. Este plan también pasa por una ampliación de capital que incluya al nuevo socio en la propiedad del grupo.

Los Tarragó también demandan eliminar Ficosa Inversión y que el reparto accionarial se realice directamente en la matriz de la compañía, Ficosa Internacional. Este paso significaría la desaparición de Ficosa Investment BV, la sociedad que aseguran que los Pujol crearon a sus espaldas y que rompió el reparto equitativo de la propiedad del grupo.

Batalla judicial

La guerra familiar se seguirá librando en los tribunales. Los Tarragó han instado varias causas en los juzgados de Barcelona para reclamar sus derechos de propiedad.

También tienen causas abiertas en Holanda, ya que los Pujol tienen varias sociedades creadas en ese país. Por el momento, están en fase de instrucción.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad