Los trabajadores de Abertis autopistas convocan paros en el puente de San Juan

stop

Las movilizaciones para reivindicar el convenio colectivo único sólo afectarán a Catalunya

18 de junio de 2013 (14:03 CET)

El 91% de los trabajadores de Abertis autopistas en Catalunya ha dado luz verde a convocar paros parciales durante el puente de San Juan. Concretamente, desde el próximo viernes hasta el lunes 24 de junio, festivo en Catalunya y Galicia. Protestarán algunas horas en la autopista del Mediterráneo (AP-7); la que une Zaragoza y Tarragona (AP-2); la C-32, que pasa por las comarcas de Maresme y Garraf (Barcelona); y la que une la capital catalana con la autopista del Mediterráneo (C-33).

Convocan las reivindicaciones los empleados de tres filiales catalanas del grupo dirigido por Francisco Reynés: Acesa, Aucat y Invicat. Una plantilla de, aproximadamente, 1.200 personas de las más de 2.000 que trabajan en el sector de autopistas de la gestora de infraestructuras.

Un solo convenio colectivo

“La plantilla quiere demostrar su rechazo a la situación que se vive tras la entrada en vigor de la reforma laboral”, reivindican los trabajadores en un comunicado conjunto de CCOO y UGT Catalunya. Los sindicalistas y la dirección del grupo buscan desde hace dos años un convenio colectivo común para toda la actividad. Tras 28 reuniones y la mediación del Tribunal Laboral de Catalunya, los empleados aseguran que ha llegado a un punto muerto.

Hasta la fecha, Abertis tiene convenios laborales propios para cada una de las concesionarias. Las tres mencionadas anteriormente más Aumar (Autopistas Mare Nostrum, que opera en Valencia y Andalucía), Avasa (Bilbao, Logroño y Zaragoza), Iberpista y Castellana (Madrid y Castilla).

Septiembre

Las diferencias entre las condiciones de los empleados en cada una de ellas son “importantes”, según fuentes conocedoras de la negociación. Llegar a un pacto es complicado y los sindicatos ven como el próximo septiembre se quedarán sin convenios, ya que vence la llamada ultraactividad. Entonces, el Estatuto de los Trabajadores será el único marco laboral de referencia que les quedará.

Los empleados afirman que queda poco margen para llegar al ansiado pacto, ya que las vacaciones limitarán aún más el tiempo de negociación. Aunque la cúpula de Abertis asegura que aún hay tiempo para limar asperezas, según fuentes del entorno de la dirección. "Hay voluntad de mantener el diálogo y de llegar a un acuerdo", sentencian.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad