Mena, erre que erre: el plan de industria no convence a nadie

stop

Patronal y sindicatos cargan contra las líneas maestras de la política empresarial del Govern, que califican de compendio de buenas intenciones sin base económica

El consejo rector d'ACC1Ó está formado por 43 miembros

12 de diciembre de 2011 (20:57 CET)

Un año después de su llegada a la Generalitat, el conseller de Empresa i Ocupació, Francesc Xavier Mena, ha dado a conocer las líneas maestras del Plan de Actuación de Industria por el período 2012 - 2014: un power point de 20 páginas. El documento ha levantado ampollas entre sindicatos y patronal, que lo han tachado de “compendio de buenas intenciones”, en palabras del representante de Foment del Treball en la reunión, Joan Canals. “La política industrial catalana queda desdibujada”.

Comparte la valoración con el secretario de política industrial de UGT, Camil Ros. “Es completamente surrealista, ni siquiera define los sectores clave de la industria catalana”. El sindicalista defiende que, sin el diagnóstico, no se pueden aplicar medidas efectivas para reactivar la economía productiva. En este sentido, Ros y Canals también coinciden en que el conseller y el director general de Industria, Joan Sureda, han “perdido” un año en definir un mapa industrial para Catalunya con muchas carencias.

“Ni siquiera habla del Acord Interprofessional Català (AIC) que se firmó en la Generalitat”, añade el sindicalista, en referencia al concepto de productividad que aparece en el plan. “Queda lejos de la definición del AIC”. También ha mostrado su escepticismo ante la propuesta convergente el representante de la patronal Cecot, David Garrofé, tal y como comentan los asistentes a la reunión.

Por otro lado, el portavoz de la patronal explica que, “a pesar de los múltiples intentos fallidos”, Mena y Sureda proponen fusionar los centros tecnológicos, universitarios y privados para pasar de los 100 actuales “a un máximo de 10”. Los políticos también quieren reorganizar los clústers del mapa catalán: “Afirman que tienen que ser auténticos y no una reunión de amigos, pero tampoco definen qué entienden por clústers”.

Presupuesto en el aire


Entre las 31 iniciativas que han presentado Mena y Sureda, se han fijado el objetivo de conseguir que 2.000 empresas inicien la exportación de sus productos o servicios y movilizar 250 millones de euros en inversiones privadas para proyectos de investigación y desarrollo (I D).

“Son cifras que nadie sabe de dónde vienen”, critica Canals. En la misma reunión, ambos políticos han reconocido que el presupuesto del plan se definirá en las cuentas públicas que se hagan cada año. Por lo que patronal y sindicatos afirman que están ante un documento sin ninguna base económica.

Asimismo, han cargado contra los responsables del Departament d'Empresa i Ocupació porque CiU ha eliminado los foros de diálogo social en Catalunya. “Sólo queda el Consell de l'Empresa Catalana”, afirma el portavoz de Foment. Mena incluso quiere prescindir del órgano donde ha presentado su propuesta industrial, el consejo rector de ACC1Ó. La Ley Omnibus deja el gobierno de la empresa pública en manos del consejo de administración y de su presidente.

Propuestas

Ahora, el conseller espera recoger las aportaciones que los representantes del mundo económico, universitario y civil catalán crean necesarias para mejorar el plan. El portavoz de UGT comenta que no ha definido ningún calendario para recibir y valorar las iniciativas, a pesar de que quiere aprobar la iniciativa a principios de 2012.

Sólo Pimec ha aplaudido el documento. Su secretario general, Antoni Cañete, ha participado en la reunión y ha destacado “el gran trabajo” que se ha hecho desde Empresa i Ocupació. Eso sí, con dos matices: aseguran que tienen que mirar “qué empresas tenemos ahora en Catalunya” antes de apostar por el vehículo eléctrico, tal y como pretenden en el plan; y piden que se tenga en cuenta “el corto plazo” cuando se fijan objetivos de innovación e internacionalización.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad