El presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Miquel Valls, reclama un gobierno de la Generalitat estable. /EFE

Miquel Valls recela del voto electrónico en las elecciones a la Cambra

stop

Miquel Valls advirtió que si se registran deficiencias en el voto electrónico en las elecciones a las cámaras de comercio será responsabilidad de la Generalitat

Josep Maria Casas

Economía Digital

El presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Miquel Valls, reclama un gobierno de la Generalitat estable. /EFE

Barcelona, 08 de enero de 2018 (04:55 CET)

La Cambra de Comerç de Barcelona recela del sistema de voto electrónico que se utilizará en las elecciones de este año. En su última asamblea general, el presidente, Miquel Valls, advirtió que ni él ni el actual comité ejecutivo de la Cambra se harán responsables de las posibles deficiencias del proceso de voto telemático. Entienden que esta responsabilidad la debe asumir la Generalitat, que es la que ha impuesto este sistema para elegir a los miembros de los plenos de las cámaras de comercio catalanas.

El sistema de voto electrónico presenta incógnitas por su novedad. En la última asamblea general diversas voces, incluida la del presidente, advirtieron que un funcionamiento deficiente del sistema en las elecciones podía desencadenar demandas judiciales.

Fuentes de la entidad subrayan que el voto electrónico es una imposición del gobierno catalán que se aplicará por primera vez en las elecciones de este año. La Consejería de Empresa sometió a información pública en diciembre el proyecto de decreto de régimen electoral de cámaras de comercio. Se ha interpuesto un alud de alegaciones

Para ejercer el voto electrónico previamente se deberá obtener el correspondiente certificado. No es un proceso fácil. Como el sufragio corresponde a la empresa, debe quedar claro quién tiene la potestad para emitir el voto.

Elecciones a las cámaras de comercio catalanas: muy complejas y con escasa participación

Fuentes empresariales apuntan que la Generalitat no ha tenido en cuenta la complejidad y la “idiosincrasia” de las cámaras de comercio. En las elecciones de la de Barcelona tienen derecho a voto más de 300.000 empresas y autónomos que emitirán más de 400.000 votos. Sin embargo, en estos procesos camerales tan sólo acostumbra a votar una mínima parte del censo.

Las elecciones todavía no se han convocado. La normativa exige que se celebren antes del próximo octubre. En realidad, debían celebrarse en 2014, pero se pospusieron porque la Generalitat no aprobó la nueva ley de cámaras. En junio pasado, el gobierno catalán publicó un edicto de medidas urgentes para la celebración de las elecciones a las cámaras de comercio.

Además del voto electrónico, la novedad es que la composición del pleno se reduce de 69 a 60 miembros. De estos, dos tercios serán elegidos por sufragio en representación de los diversos sectores económicos. El otro tercio corresponde a las patronales (6 miembros) y a las empresas que realicen aportaciones voluntarias a la Cambra, o sea, las que más paguen. Estas se repartirán otros catorce miembros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad