Movistar se echa en brazos de The Phone House tras la pérdida de clientes e ingresos

stop

La operadora amplía, gracias al acuerdo, su red comercial en 500 puntos de venta

Tienda de The Phone House.

26 de noviembre de 2014 (20:50 CET)

“Después de dieciséis años intentando tener todos los operadores, por fin lo hemos conseguido”, así ha anunciado The Phone House a sus trabajadores que incorpora los servicios de Movistar.

Ambas compañías nunca antes habían conseguido acercar posturas para que la operadora móvil de Telefónica vendiera sus productos en la cadena. Sin embargo, coincidiendo con la reiterada pérdida de clientes e ingresos, Movistar ha cambiado de idea y se ha echado, ahora, a los brazos de The Phone House.

Beneficios


Ambas cadenas aseguran que no pueden dar muchos detalles de dicha alianza. Así lo han acordado, insisten. Sin embargo, subrayan que las dos salen ganando. Movistar porque aumenta su red comercial con 500 nuevos puntos de venta, con un total de 2.100. La compañía insiste a Economía Digital que ya estaba presente en otros distribuidores multimarca como Fnac, Carrefour o El Corte Inglés.

Por su parte, The Phone House asegura que, con esta alianza, se hace con el único operador tradicional que le faltaba y así ya gestiona el 87% del mercado de telefonía móvil, a falta de algunas operadoras virtuales.

Caída contínua de los ingresos

Los ingresos de Movistar procedentes del negocio de telefonía móvil han seguido en los últimos tiempos una tendencia a la baja. Así, si al inicio de 2012 ascendían hasta los 1.025 millones de euros, al cierre del segundo trimestre de este año la cifra se reducía hasta los 510 millones de euros. La operadora ingresa ahora, prácticamente, la mitad que hace apenas dos años, según se desprende de los últimos informes de la CNMC.

Además, con la llegada de los operadores virtuales, las compañías tradicionales, entre ellas Movistar, han perdido clientes móviles. Al cierre del pasado julio, la compañía acumulaba ya 39 meses consecutivos de caídas, siendo una de las más castigadas con una cuota del 33%.

Este panorama podría haber desencadenado el último movimiento de Movistar, que al final ha cedido en la comercialización de sus servicios en The Phone House, donde ya están presentes los otros gigantes de la telefonía móvil.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad