Núñez pide al juez que le quite un día de condena por cada diez que fue al juzgado a firmar

stop

TRIBUNALES

Carlos Quílez

El empresario José Luis Núñez abandonando la prisión de Quatre Camins de Barcelona en una imagen de archivo.
El empresario José Luis Núñez abandonando la prisión de Quatre Camins de Barcelona en una imagen de archivo.

en Barcelona, 11 de junio de 2015 (20:29 CET)

La redención de días de condena a cambio de las jornadas que un imputado ha acudido durante todo el proceso, lo que se conoce como personaciones judiciales "Apud Acta" -comparecencias del imputado en el juzgado por indicación del juez- está contemplada en la ley, pero existen diversas interpretaciones respecto a la cuantificación.

En el caso del expresidente del Barça y constructor, José Luís Núñez, su defensa entiende que cada diez días que tuvo que personarse (semanal o quincenalmente) ante el juez, debe de beneficiarle, con un día de rebaja en la pena de dos años y dos meses a la que fue condenado por cohecho. Y así lo ha expuesto en un informe remitido a la sala novena de la Audiencia que es el órgano judicial que emitió la sentencia.

Núñez pide más redención

Núñez alega en este informe, que estas comparecencias supusieron una carga anímica y un esfuerzo dada "su avanzada edad" y por el hecho de que se tenía que dedicar a la dirección y supervisión de la constructora, una tarea interrumpida por dichas recurrentes comparecencias "apud acta".

El fiscal dice que el constructor exagera

El fiscal rechaza esa queja y dice que el grado de "aflictividad" fue mucho menor de lo que esgrime el ex president blaugrana.

El fiscal, Emilio Sánchez Ullet, afirma que "La comparecencia cada 15 días en los juzgados de su localidad de trabajo y residencia, para un sencillo trámite (el de la firma), contando con ingentes recursos para acudir a medios privados de transporte y auxilio personal, en caso de necesitarlo por su edad, resulta más que suficiente para hacerlo con celeridad". El representante del ministerio público añade que…"el control empresarial durante tan corta ausencia en su despacho, no supone una especial traba o entorpecimiento de su vida personal o profesional ni un padecimiento relevante desde el punto de vista anímico".

La Audiencia revisará el caso Núñez

En definitiva Sánchez Ullet considera exagerada la aflicción que, según Núñez, le supuso sus reiteradas personaciones judiciales y considera que la compensación se ha de situar en un día de reducción por cada 20 comparecencias "apud acta".

Ahora tiene la última palabra la sección novena de la Audiencia de Barcelona.

De momento Núñez, disfruta del tercer grado mientras los tribunales deciden si revocan o no esta situación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad