Una planta de Continental Automotive en Rubí (Barcelona). Foto: Google Maps

Otro ERE: Continental echará a sus 760 empleados de Barcelona

stop

El fabricante de neumáticos y componentes Continental Automotive presentará el 5 de febrero un ERE de extinción para toda la plantilla de Rubí

Barcelona, 22 de enero de 2020 (18:31 CET)

CCOO ha anunciado este miércoles que Continental Automotive presentará un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará a los 760 trabajadores de su planta en Rubí (Barcelona). El fabricante alemán de neumáticos y componentes para el automóvil dejará Cataluña este año tras deshacerse de dicha planta, después de haber anunciado hace 12 días que tenía ofertas de tres empresas de capital español.

El secretario general de CCOO en el Vallès Occidental, Josep Rueda, ha transmitido esta información a las agencias tras una reunión con Continental en la que la empresa ha comunicado que el próximo 5 de febrero presentará un ERE de extinción para toda la plantilla, tras no haber podido cerrar ningún acuerdo para vender la fábrica. La multinacional quiere negociar las condiciones de salida de plantilla antes de echar el cierre.

La decisión de vender la fábrica de Rubí se encuadra en la apuesta por la movilidad eléctrica que ha hecho la matriz alemana, la cual requiere "ajustes" en producción en varias plantas distribuidas por diferentes puntos del mundo y que afectarán a algo más de 5.000 trabajadores. Continental y los sindicatos han sido citados este jueves en Barcelona por la consejería de Trabajo para abordar la situación en la fábrica de Rubí.

La planta de Continental en Rubí es una de las industrias que emplea a más personas en el Vallès Occidental, donde en los últimos meses se han anunciado otros ERE en compañías como TE Connectivity y General Cable. CCOO ha expresado su "preocupación" por el modo en el que se está gestionando el proceso, "fruto de una decisión precipitada de la multinacional".

Huelga este viernes

La platilla de Continental Automotive en Rubí convocó una jornada de paros el pasado 15 de enero, que tuvo un amplio seguimiento para tratar de desbloquear las negociaciones del proceso de "reindustrialización" de la planta. También había convocado otra huelga para este viernes 24 de enero, que se mantiene en pie, según el sindicato CCOO.

Josep Rueda ha afirmado que, de presentarse el ERE finalmente, desde el sindicato intentarán negociar "las mejores condiciones posibles" para los trabajadores, pero ha subrayado que es una decisión que "no les gusta" y ha cargado contra la gestión de la empresa. Todavía no se ha "garantizado la continuidad de los puestos de la compañía", ha lamentado, instando a Continental a avanzar en las negociaciones "lo antes posible".

Los sindicatos aseguran que la planta catalana es "perfectamente solvente". La fábrica ensambla pantallas y controles analógicos para la industria de la automoción.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad