Parrós: la empresa que lo gana todo con Adif

stop

Una pyme manchega ha obtenido el 80% de los contratos para hacer los agujeros de los postes eléctricos del AVE. Sus competidores no se explican cómo casi siempre se beneficia a la misma

La ministra de Fomento, Ana Pastor, en las obras del AVE La Meca-Medina.

05 de mayo de 2014 (21:01 CET)

La investigación judicial de la Operación Yogui, que sigue una trama de corrupción en las obras del AVE Barcelona-Figueres, se inició con la denuncia de un empresario rival de la empresa constructora Isolux-Corsán. El competidor, enterado de las presuntas irregularidades, decidió denunciar el asunto en Barcelona.

Pero no se trata, ni mucho menos, un caso aislado. Las adjudicaciones y contrataciones de trenes de alta velocidad han levantado gran malestar entre las empresas del sector que nunca resultan beneficiadas de los concursos. Algunas de estas compañías han visto con sorpresa cómo Parrós, una compañía constructora asentada en Bolaños de Calatrava (Ciudad Real) ha ganado el 80% de una obra que pareciera menor pero que resulta millonaria: la construcción de los agujeros donde se instalan los postes de electricidad.

Con una facturación de 30 millones de euros anuales, el trabajo de Parrós no implica una tecnología de otro planeta: debe abrir agujeros cada 50 metros con unas medidas determinadas para la instalación de los postes. Las obras son ejecutadas por máquinas excavadoras, lo que significa que se trata de un proceso sistematizado y repetitivo. Una decena de empresas están capacitadas en España para hacer este tipo de trabajo, pero Parrós ha mantenido hasta ahora el monopolio de las obras.

Las subcontratas


Para la construcción de las líneas de Alta Velocidad, Adif (la empresa pública encargada de construir las vías de tren) convoca a concursos públicos y abiertos y generalmente tiene cuidado de no adjudicar siempre a las mismas empresas, aunque ACS y OHL llevan la delantera. Pero cada compañía ganadora subcontrata los servicios sin necesidad de convocar a concursos.

Es en esta fase donde Parrós ratifica su capacidad para abrir huecos. La propia empresa, con 180 trabajadores, se jacta de haber ganado el 80% de los trabajos del AVE, aunque la patronal manchega eleva el porcentaje hasta el 90%. En ocasiones, la autopromoción de Parrós hace sospechar a sus competidores. Apenas un día después de que se informara que el consorcio de empresas españolas había ganado el proyecto del AVE a La Meca, el 27 de octubre de 2011, Parrós anunciaba que construiría los agujeros y la televisión autonómica de Castilla-La Mancha se hacía eco de la buena noticia.

Enterados antes que nadie


Fue la primera empresa en conocer su designación para la subcontratación de las obras. El resto de las compañías beneficiadas tuvo que esperar hasta enero, tres meses después, para saber el listado de subcontratadas de Cobra, Inabensa y OHL, adjudicatarias de la electrificación del AVE a La Meca.

Cuando la competencia pide explicaciones de por qué Parrós suele ganarlo todo o casi todo, reciben la misma respuesta por parte de las grandes empresas: “Adif nos pide que contratemos a Parrós”. La compañía no ha contestado las preguntas de este diario.

Hombre humilde y pregonero


La empresa es propiedad del empresario Sacramento Fernández Montes, una celebridad en Bolaños de Calatrava, su pueblo natal. De origen humilde, Fernández Montes emplea a más de 180 trabajadores lo que le aporta gran respeto en la localidad. Por ello fue nombrado Pregonero hace dos años durante las fiestas en honor al Santísimo Cristo de la Columna. En la gala, se fotografió risueño y feliz con la Reina y las Damas de las fiestas e hizo un discurso alabando los valores del esfuerzo y el sacrificio para superarse en la vida.

Su prestigio entre los empresarios de su comunidad lo llevó a recibir el premio de la Confederación Regional de Empresarios de Castilla-La Mancha, Cecam. La presidenta del gobierno autonómico, María Dolores de Cospedal, entregó la distinción hace tres años.

No hay duda de que Parrós, fundada en 1994, se relaciona bien. Gana fuerza en las construcciones del AVE y ahora no sólo hace los agujeros para la electrificación sino que también monta los postes y coloca el tendido. La compañía también avanza a alta velocidad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad