Tomás Pascual (derecha), presidente de Calidad Pascual, en un centro del grupo empresarial.

Pascual desecha su marketing ruinoso y vuelve a hacer publicidad con leche

stop

La compañía lechera enmienda su plan de marketing que borró su esencia lechera. Ahora vuelve a cambiar la imagen de todos sus envases

Madrid, 21 de abril de 2018 (04:55 CET)

Pascual afronta una profunda crisis de identidad que intenta erradicar de forma definitiva con su nueva imagen. La compañía, que hace cuatro años renegó de su producto estrella, la leche, vuelve a centrarse en ser una empresa lechera.

La compañía prepara de forma secreta el lanzamiento de sus nuevos envases en los que intenta resaltar los valores nutricionales de la leche como producto básico para el desayuno.

Con los nuevos productos, Calidad Pascual, el nombre que la empresa comenzó a utilizar desde 2014, abandonará el sustantivo que nunca caló en el consumidor. Calidad desaparecerá de su nombre. Ahora será Pascual a secas. Y como nuevo slogan de marketing, tendrá un lema: “Dar lo mejor”.

La empresa ya ha registrado la marca y todos los conceptos publicitarios como “Huesos en forma” o “Preferida por su sabor” o “De nuestras vacas”. Las frases estarán contenidas en sus nuevos envases dibujados como si se tratase de un vaso de leche.

Los nuevos productos de Pascual incluyen la leche entera, que tendrá calcio natural sólo a partir de la leche, la desnatada y semidesnatada sin lactosa, y la leche entera también llamada “El legado” del fundador Tomás Pascual. Se venderá como la mejor leche procedente de ganado propio.

pascual1                     pascual2        pascual3

Imágenes de los nuevos envases que Pascual presentará en mayo.

 

Con los nuevos productos, la compañía espera revertir su profunda tendencia negativa. En los años 90, contaba con el 50% del mercado de la leche en España. Hoy esa cifra se ha reducido al 10% mientras las marcas blancas siguen muñendo a sus competidores.

Dos cambios repentinos

En enero de 2014, la empresa dio un giro radical y anunció que había dejado de ser una lechera para enfocarse en “productos de salud” con especial énfasis en zumos, aguas y bebidas vegetales. El propio consejero delegado, Ignacio García-Cano, sorprendió tanto a empleados como al público general al asegurar que Pascual ya no era una empresa lechera.

Pascual quiso liderar el sector de los zumos y las bebidas vegetales pero no ha podido

Pero tras el anuncio, llegaron unas duras pérdidas para la compañía que alcanzaron los 17 millones de euros en 2015. Ahora, tras cambios en la cúpula y fichajes externos en nuevos departamentos, la compañía quiere deshacer toda la inversión publicitaria y de marketing que no ha dado resultados. Pascual ha descubierto ahora que su estrategia adecuada debe ser la promoción de la leche como producto saludable.

La crisis del sector

Ni Pascual ni el sector lechero pasan por su mejor momento. La población infantil y juvenil, que tradicionalmente ha sido la principal consumidora de leche, se ha reducido de forma paulatina en las últimas décadas.

Y, además, las nuevas bebidas sustitutivas de soja, zumos vegetales y frutas. El fenómeno no es sólo español ni europeo. En Estados Unidos, el consumo de leche se ha desplomado 30% en los últimos 40 años.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad