Pastor dirigirá una nueva filial de Ficosa especializada en eficiencia energética

stop

El directivo pilota Upprime Energy con el equipo de ingeniería de la multinacional

Sergio Pastor

18 de octubre de 2011 (10:38 CET)

La multinacional dedicada a la fabricación de sistemas y componentes para vehículos ha decidido abrirse camino en una nueva línea de negocio centrada en la eficiencia energética. La nueva filial de Ficosa, Upprime Energy, tendrá por objetivo principal ofrecer a sus clientes servicios tecnológicos en el sector de la seguridad y la calidad energética.

La compañía está creada a imagen y semejanza de las denominadas Esco, especializadas en la inversión para garantizar ahorros de energía a grandes y medianos consumidores. Estas sociedades estudian los requerimientos de empresas, administraciones y otros consumidores intensivos de energía para determinar qué medidas pueden adoptarse para reducir los consumos.

En la mayoría de ocasiones, para conseguir reducir el coste energético se requiere llevar a cabo unas inversiones previas que realiza directamente la Esco. Se trata de un modelo de negocio similar a las concesiones en infraestructuras, lo que genera tasas de retorno de la inversión a medio y largo plazo. El modelo empresarial es el de un concesionario de ahorro energético.

Instalaciones y personal

Ficosa aprovechará la creación de esta nueva compañía para poner en valor una parte de la capacidad productiva adquirida con la antigua factoría de Sony en la localidad barcelonesa de Viladecavalls. El área de ingeniería será una de las más beneficiadas por el proyecto.

Sergio Pastor, que simultaneará durante un tiempo la dirección general con el cargo de consejero de Tecnitoys –propietaria de Scalextric en España–, es el encargado de liderar el proyecto y será accionista minoritario. Antes de incorporarse a Upprime Energy ha desarrollado una amplia y exitosa carrera profesional en empresas como Applus y Sony.

El ahorro energético es una tendencia enraizada en los planes de ahorro que han puesto en marcha tanto el Gobierno español como la Generalitat siguiendo la estela de las recomendaciones internacionales para minimizar las emisiones de CO2. El volumen estimado de este mercado en España ronda los 1.000 millones de euros, según estimaciones del sector.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad