Puigdemont entrega su Twitter a un 'experto' con 800 seguidores

stop

El nuevo community manager del presidente de la Generalitat llega envuelto de polémica por traicionar a Duran i Lleida, el trato que dio a la prensa en Girona y sus choques con la CUP

Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat.

Barcelona, 16 de julio de 2016 (01:00 CET)

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, parece que necesita ayuda con las redes sociales. Por ello, la reunión de Govern de este martes aprobó nombrar a un asesor para conseguir que el presidente mejore su cara en las redes. Su gurú será Aleix Clarió, un joven y supuesto experto en la materia que apenas supera los 800 seguidores en Twitter.  

Clarió y Puigdemont se conocen de sobras. El nuevo asesor del presidente ha sido durante casi cinco años community manager del ayuntamiento de Girona, donde Puigdemont era alcalde antes de llegar a la Generalitat, y ahora le seguirá por toda Cataluña.  

Según el nombramiento de Clarió, publicado en el Diario Oficial de la Generalitat, entre sus funciones estarán las de asesorar al presidente autonómico en la gestión de las redes sociales de difusión de su actividad presidencial, así como apoyarle y darle asistencia por lo que respecta a contenidos y opiniones en las redes.

Además, deberá identificar eventos y sucesos noticiables que puedan ser contenido de las redes sociales. Clarió tendrá un salario correspondiente a un funcionario del grupo A con un complemento específico de 16.500 euros. Es decir que su salario anual se situará alrededor de los 40.000 euros brutos.  

Activo en Twitter desde la Generalitat  

Oficialmente, el asesor de Puigdemont se incorpora el próximo lunes, 18 de julio, pero este viernes ya se movía como pez en el agua por el Palau de la Generalitat, retransmitiendo en directo por Twitter alguna de las acciones del presidente a raíz del atentado terrorista en Niza, citando a Puigdemont y con numerosos hashtags.

 
Sin embargo, su perfil personal de Twitter, la red con más actividad a nivel informativo, dice poco de su a priori condición de experto. Con cinco años y medio en dicha red social, ha escrito casi 8.900 tweets pero tiene poco más de 800 seguidores. Este mismo viernes ha actualizado su biografía en Twitter para explicar que es "SM & CM President @KRLS".    

Polémica en el Ayuntamiento de Girona

Hasta hace 15 días, Clarió era community manager del consistorio de Girona, cargo que asumió en 2011, después de que Puigdemont ganara las elecciones a la alcaldía de dicha ciudad. El año pasado, se vio envuelto en una polémica por la supuesta contratación de su pareja, a dedo, como difusora de las actividades culturales del ayuntamiento y de la Fira de Girona, con un contrato mercantil realizado sin concurso, según denunció el medio local Ariet.cat.

El mismo medio explica que Clarió fue dirigente de Unió Democràtica, partido hasta hace poco socio de Convergència, hasta que en 2013 filtró a la prensa un discurso de Josep Antoni Duran i Lleida a la militancia y se dio de baja del partido. Por aquel entonces ya se había ganado la confianza de Puigdemont, que ahora se lo ha llevado a la Generalitat.

"Trato pésimo" a los medios, según el Colegio de Periodistas

Sus relaciones con la prensa han levantado suspicacias en Girona. El Colegio de Periodistas de la provincia le nominó en 2013 al premio Mosca Borda, que otorga a las personas o instituciones más opacas o que dificultan el trabajo de los medios de cualquier forma. Lo hizo por su "trato pésimo" a los medios y "falta de consideración al trabajo de los periodistas" en un evento en Girona.

Además, se ha visto envuelto en algunas polémicas por sus comentarios en las redes. La última, en mayo, por un comentario hecho con la cuenta del ayuntamiento de Girona en Facebook, que provocó quejas en la red y la protesta de una regidora de la CUP.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad