Francisco Reynés, presidente de Gas Natural, con el ex consejero delegado, Rafael Villaseca. EFE/Mariscal

Reynés acumula todo el poder en Gas Natural: no tendrá consejero delegado

stop

Francisco Reynés pide tiempo en su regreso a Gas Natural para coger el pulso de la compañía y tomar las primeras decisiones, centradas en el plan estratégico

Xavier Alegret

Economía Digital

Francisco Reynés, presidente de Gas Natural, con el ex consejero delegado, Rafael Villaseca. EFE/Mariscal

Madrid, 07 de febrero de 2018 (14:30 CET)

Francisco Reynés ha hecho su debut como presidente ejecutivo de Gas Natural a las pocas horas de ser nombrado y, al venir de una compañía muy distinta, poco ha podido explicar sobre el negocio de su nueva casa, así como de los planes de futuro, que tendrá que fijar a contrarreloj. Una de las pocas incógnitas que ha despejado ha sido el nombramiento de un nuevo consejero delegado: no se producirá.

“Los códigos de buen gobierno recomiendan dos fórmulas: o presidente no ejecutivo y consejero delegado [como tenía por ejemplo en Abertis] o presidente ejecutivo y consejero coordinador. Este segundo es el que hemos elegido”, ha respondido Reynés. El cargo de consejero coordinador lo ejercerá Ramon Adell, un hombre muy cercano a Isidro Fainé, hasta ahora presidente de la gasista y también presidente de Criteria, primer accionista de Gas Natural.

Por tanto, Reynés acumulará todo el poder ejecutivo después de que el propio Fainé confiara en él para el futuro de la compañía y recibiera también el apoyo del resto de accionistas, entre ellos Repsol, ha apuntado el propio Reynés. El nuevo presidente de la gasista mantendrá al equipo directivo que rodeaba a Rafael Villaseca, ha añadido.

De esta manera, el pacto parasocial entre La Caixa y Repsol, por el que el primer accionista elegía al presidente y el segundo proponía al consejero delegado, que ya quedó en papel mojado con la entrada en el accionariado de GIP, ha quedado efectivamente superado.

Francisco Reynés pide tiempo para culminar el plan estratégico y transformar Gas Natural

El principal objetivo de Reynés en su nuevo cargo será hacer la compañía más rentable para generar valor para los accionistas. Su primer reto es culminar el plan estratégico que estaba finalizando Villaseca y que se presentará en la junta de accionistas, que todavía no tiene fecha de celebración.

Reynés ha agradecido la apuesta por él y ha lanzado un “mensaje de confianza en la compañía”. “Regreso con mucha ilusión”, ha añadido, aunque la palabra que más ha repetido ha sido “paciencia”. Pese a anunciar una “etapa de transformación razonable”, ha insistido en pedir paciencia: “Como he pedido a los inversores, quiero solicitarles una cierta paciencia. Por favor, un poquito de crédito”, ha añadido.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad