Saba abre sus aparcamientos a nuevos negocios

stop

La operadora dirigida por Martínez Vila quiere alquilar trasteros en el centro de Barcelona y adecuar puntos de logística para hacer distribución de proximidad

09 de julio de 2013 (14:40 CET)

Saba Aparcamientos ha cerrado el ejercicio 2012 con un beneficio neto de 3,3 millones de euros y una facturación de 196 millones, el 3% más que el año anterior. Aunque gane dinero, desde 2008 ha perdido el 25% de los clientes de sus aparcamientos, tal y como ha reconocido el consejero delegado de la operadora, Josep Martínez Vila, en un encuentro con los medios este martes. Para dinamizar la nuevo la actividad, ha decidido innovar en los negocios que ofrece en los 200 aparcamientos que gestiona. 

La actividad de logística, que representa el 23% de los ingreses, evoluciona positivamente. El reto para el ejercicio vigente es crear 10.000 metros cuadrados más en la ZAL de Toulouse (Francia), que se sumarán a los 20.000 que ya gestiona.

Trasteros en el centro de Barcelona

El equipo de Martínez Vila negocia adecuar las licencias de actividad en los aparcamientos de plaza Urquinaona y Arc de Triomf (pasaje Lluís Companys) en el centro de Barcelona, para transformar unas 50 plazas de estacionamiento en pequeños trasteros de entre uno y cuatro metros cuadrados. “Estamos en una fase muy avanzada de tramitación”, afirma el director general de aparcamientos, Jordi Díez.

Su objetivo es alquilar estos espacios entre los vecinos de la zona. “Queremos que sea un producto muy permanente con poca rotación”, señala el consejero delegado. Si la iniciativa tiene buena acogida en la capital catalana, se repetirá en otros centros urbanos con viviendas parecidas. Pisos con pocos metros cuadrados y un espacio de almacenamiento limitado.

Logística 'de proximidad'

Saba Aparcamientos también estudia aprovechar esta transformación para aplicar sus conocimientos logísticos en el centro urbano. Es decir, convertir otra parte del aparcamiento en un depósito de mercancías que se distribuyan entre los comercios de los alrededores. De esta forma, los transportistas podrían descargar de noche, ya que los aparcamientos están abiertos las 24 horas. El reparto se puede hacer de día en vehículos más pequeños. “Incluso con motocicletas eléctricas”, añade Díez.

El grupo propone que el mismo espacio se use para la recogida de paquetes entre particulares, con una amplio horario de apertura que se adapta a todas las necesidades. Los encargados del proyecto ya se han reunido con los principales operadores del sector para analizar las alternativas. Por el momento, se trata de una iniciativa muy incipiente.

Descuentos para fidelizar

Para fidelizar los clientes actuales, la compañía también ha lanzado un programa de descuentos casi personalizado para cada usuario. En este sentido, también ha dado un paso adelante en el servicio dentro de los aparcamientos con mejoras, básicamente, tecnológicas.

La mayoría de ellas están ligadas a la innovación que permite el sistema de pago VIA-T.

Crecer para empezar a cotizar

Esperan cerrar un ejercicio 2013 con crecimientos incluso mejores que los del año anterior. Los beneficios antes de impuestos y amortizaciones de 2012 incrementaron el 4% hasta los 79 millones de euros. La dirección de Saba Aparcamientos tiene que cumplir una promesa con sus accionistas: empezar a cotizar.

La salida a la bolsa no es un objetivo que, actualmente, la compañía pueda alcanzar. “Es nuestro gran reto. Para ello debemos ser mejores y más grandes”, sentencia Martínez Vila.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad