Seat ultima el recuento de coches con motores manipulados

stop

Crece la presión

Línea de montaje del Seat León en la planta de Martorell (Barcelona)

en Barcelona, 28 de septiembre de 2015 (20:52 CET)

El grupo Volkswagen se ha puesto como una de sus máximas para salir de la crisis de las emisiones la transparencia, pero la información sobre los coches y modelos afectados está transcendiendo en cuentagotas y, a menudo, de fuentes no oficiales. Sin ir más lejos, este lunes se ha conocido que hay 2,1 millones de Audi afectados, pero no ha sido a través de la marca sino de una televisión alemana.

La que todavía no ha transcendido ha sido la afectación de Seat, aunque la marca española está ultimando el recuento de los coches para anunciarlo en las próximas horas. La cifra no llegará a los tres millones y no está previsto que la compañía haga pública la lista de modelos y motorizaciones afectadas.

Especulaciones sobre los modelos

Ha transcendido que los motores afectados son los TDI (turbo diésel) de 1,6 y 2 litros, con diferentes potencias, aunque fuentes de Seat han explicado que las listas que circulan no son correctas, ya que incluyen todos los modelos con estos motores, y no todos están afectados. Los coches más nuevos, con la nueva normativa europea, no incorporan el software tramposo. Audi tendría motorizaciones afectadas en buena parte de sus modelos: A1, A3, A4, A6, TT, Q3 (que se fabrica en la planta de Seat en Martorell) y Q5.

Además de Audi, este lunes se ha conocido la cifra de coches Skoda con motores trucados. La marca checa ha anunciado una cifra de 1,2 millones de coches. Conocidas las cifras de Audi y de Skoda, y después de que la marca Volkswagen anunciara el pasado viernes que tiene 5 millones de coches con motores trucados, sólo falta por saber la afectación de Seat y de VW industriales. Entre ambos sumaran unos 2,7 millones de coches, ya que el grupo situó en 11 millones el total de automóviles vendidos de todas sus marcas.

Crece la presión sobre Volkswagen

Mientras se van conociendo más detalles de la manipulación de motores, la presión sobre Volkswagen va creciendo. Este lunes, la fiscalía de Braunschweig (Alemania) ha abierto diligencias contra Martin Winterkorn, expresidente del grupo, para clarificar las responsabilidades.

Esta investigación se ha puesto en marcha después de recibir varias denuncias contra VW, entre ellas una propia del grupo, contra "desconocidos". Y es que el gigante alemán del automóvil todavía no conoce a los responsables del software que engañaba a la inspección con las emisiones, aunque todo apunta a las áreas de I D de las marcas.

También la Unión Europea mira hacia Wolfsburg. Los ministros de Industria de la UE debatirán este jueves sobre el escándalo, aunque parece poco probable que vayan a tomar alguna decisión. Según han indicado fuentes de la Comisión a Efe, se trata de un primer intercambio de impresiones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad