Los nuevos caseros de Barcelona son las pequeñas y medianas inmobiliarias, así como las family office. En la imagen, la torre Agbar. EFE/Alberto Estévez

La adecuación de la Torre Agbar culminará en 2018 tras invertir 15 millones

stop

Las obras en la Torre Agbar para conseguir que Barcelona sea sede de la Agencia Europea del Medicamento se centran en la eficiencia energética

Economía Digital, con información de EFE

Los nuevos caseros de Barcelona son las pequeñas y medianas inmobiliarias, así como las family office. En la imagen, la torre Agbar. EFE/Alberto Estévez

Barcelona, 03 de mayo de 2017 (22:06 CET)

La Torre Agbar de Barcelona estará lista en verano de 2018 para acoger la Agencia Europea del Medicamento (EMA), tras un año de obras y una inversión de 15 millones de euros por parte de Merlin Properties.

Lo ha explicado en declaraciones a los medios el consejero delegado del grupo, Ismael Clemente, que ha precisado que estas obras son las mismas previstas antes de que el edificio optara a la sede de la EMA, que deberá trasladarse desde Londres cuando se haga efectivo el brexit.

Concretamente, las mejoras afectan sobre todo a la eficiencia energética de la torre, que mantendrá su aspecto actual y las luces de la fachada. Asimismo, ha añadido que los pequeños cambios expresos se harían al final y no afectarían al calendario ni a la planificación de los trabajos.

Torre Agbar:  Ismael Clementa aplaude la colaboración entre las diferentes administraciones para conseguir este hito

En este sentido, el único "sacrificio" que hará Merlin Properties en beneficio de la candidatura española es que no buscará inquilinos para las oficinas antes de que se sepa el veredicto de los 27. Clemente ha subrayado que la llegada de la EMA a Barcelona sería una excelente noticia para la ciudad, y ha aplaudido la "modélica" colaboración entre las diferentes administraciones españolas para conseguir este hito.

La sociedad cotizada de inversión inmobiliaria  Merlin Properties adquirió en enero la Torre Agbar de Barcelona por 142 millones de euros. El objetivo de la socimi es destinarla a oficinas de varios inquilinos, con lo que se abandonó el plan inicial de convertir este singular edificio en un hotel de lujo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad