Tous confía en Morgan Stanley para desarrollar su nuevo plan de negocio

stop

El grupo tendrá definida en enero la estrategia para los próximos cinco años

La familia Tous fue una de las que confió parte de sus inversiones al financiero Jordi Cuxart. ED/Archivo

20 de noviembre de 2014 (20:18 CET)

Cambio de ciclo en Tous. La firma que tiene el oso como emblema ultima un nuevo plan de negocios que espera tener listo el próximo enero. Para definirlo ha contratado los servicios del banco de inversión estadounidense Morgan Stanley. “Siempre va bien tener una opinión externa”, confiesa la vicepresidenta de la firma, Rosa Oriol Tous, en conversación con Economía Digital.

La estrategia tendrá una vigencia de cinco años y se basará en la “expansión”. “No nos queda otra. Llegados a un punto, o te expandes o te contraes y acabas desapareciendo”, añade.

Si será en solitario, con el mismo perfil de compañía familiar conocida hasta la fecha, o acompañado, ni una palabra. Se ha especulado con que, además de definir la nueva línea de negocio, los Tous estudian con Morgan Stanley si deben abrir el capital de su negocio para incorporar como socio minoritario a un inversor con un perfil financiero que les ayude con el gran reto que tienen sobre la mesa: la expansión internacional.

Presencia en los cinco continentes


Bloomberg publicó en agosto que el proceso de venta empezaría antes de que terminara el año y que ya se habían tanteado algunos fondos de capital riesgo como PAI, Permira o CVC. A un mes y medio del cierre del ejercicio, la compañía continúa su desembarco en nuevos mercados a título individual sin abrir boca sobre el supuesto socio financiero.

En breve llegará a Ghana, el primer país africano en el que trabajan, y en Nueva Zelanda. De esta forma, completarán el año con una meta alcanzada: estar presente en los cinco continentes.

Optimismo ante la campaña de Navidad

Con la campaña de Navidad a la vuelta de la esquina (empezará en 15 días), los joyeros se muestran optimistas con la previsión de negocio. Indican que, tras un arranque del ejercicio desigual, las ventas se han animado en la segunda mitad del año. La vicepresidenta se limita a declarar que la previsión es cerrar con una “cifra bonita”.

El grupo no ha sido ajeno al envite de la crisis. El mercado español representa el 70% de su facturación, que llegó a los 244 millones en 2013 según datos del Registro Mercantil, tres millones menos que el año anterior. Con todo, el resultado neto consolidado mejoró de 25,5 millones a 27,3 millones.

Adaptar el producto

Oriol Tous relata que han conseguido capear el temporal por adaptar sus productos a las “nuevas necesidades de los clientes” (tienen menos poder adquisitivo). Así, las líneas de producto se han expandido y cubren muchos más targets. La firma ofrece desde joyas exclusivas a básicos con el toque de “diseño alegre y optimista” que tiene como imagen de marca.

La mayor baza del grupo familiar para afrontar el futuro se encuentra también en su contabilidad. Tous no tiene endeudamiento bancario. Nunca ha abandonado su máxima de que el crecimiento debe ser prudente y se debe financiar con recursos propios, por lo que goza de cierta libertad para medir y meditar sus próximos pasos. El último ejercicio lo cerró con un capital propio de 258 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad