Anfac nombra presidente a Wayne Griffiths

El presidente de Seat releva a José Vicente de los Mozos, cabeza visible de Renault en España y también presidente de Ifema

El nuevo presidente de Anfac, Wayne Griffiths (i), junto con el antiguo presidente, José Vicente de los Mozos. Anfac

Relevo en la cúpula de la patronal de fabricantes de coches Anfac. Tras dos años de búsqueda infructuosa, José Vicente de los Mozos ya tiene quien le sustituya en la presidencia de la organización empresarial. Será Wayne Griffiths, el presidente de Seat, que tomará el mando con el objetivo de acelerar el plan de descarbonización de la industria en España.

Anfac hizo público el cambio, ya esperado, en un comunicado emitido este miércoles. El mandato de Griffiths durará dos años y arranca en un momento clave para el sector del automóvil: el lanzamiento del Perte del vehículo eléctrico y conectado, dotado de 3.000 millones de euros y financiado con los fondos europeos Next Generation EU. El dirigente británico es uno de los grandes impulsores del plan con el proyecto para electrificar la fábrica de Seat en Martorell (Barcelona) y erigir una planta de baterías con el Gobierno.

«Asumo el cargo en un momento histórico para la industria de la automoción en España; tenemos muchos retos por delante en los próximos años», señaló Griffiths. «La hoja de ruta 2020-2040 de la asociación es clara para alcanzar los objetivos de descarbonización a través de la renovación del parque y el impulso de la electrificación. Mi objetivo ahora es acelerar este plan y
avanzar para asegurar la competitividad futura de la industria del automóvil», añadió.

Griffiths fue siempre el candidato claro dentro de una junta en la que tampoco existían muchos más aspirantes. Para empezar, se da la casi obligatoriedad de que el presidente de los fabricantes tenga una planta en España. Además, dentro de la política de rotación, el nuevo presidente no puede ser de Renault.

Mientras, Ford se encuentra en un plan de reducción de costes en toda Europa que tiene en vilo a la planta de Almussafes (Valencia) a pesar del aterrizaje de nuevos modelos híbridos. Tampoco será de Nissan, que cerrará su fábrica de Barcelona este mismo mes de diciembre. Las aspiraciones de todo Volkswagen –matriz de Seat– se concentran en Griffiths, por lo que también habría que descartar a Francisco Pérez, presidente de Volkswagen Distribución.

Sí podría haber sido Juan Antonio Muñoz Codina, que lidera las operaciones de Stellantis en España, aunque las voces consultadas aseguran que no se postuló. José Luis López-Shümmer, de Mercedes, no estaba en las quinielas y estaba descartado Ángel Rodríguez, que aterrizó hace apenas un año en Iveco.

Además, Anfac le debía el puesto a Seat. En 2019, Luca de Meo iba a ser nombrado presidente de la patronal. El fichaje se frustró debido a que el italiano pasó a ser el consejero delegado de Renault.

Las relaciones de Anfac con el Gobierno

El relevo se produce tras meses de tensiones entre patronal y Gobierno por la demora del Perte. Se espera en el sector que las relaciones mejoren con la llegada de Griffiths. Seat y el Ejecutivo tienen en marcha una gran alianza para desarrollar el coche europeo en España con los fondos europeos Next Generation EU. El Perte del automóvil es el mayor proyecto a financiar con el dinero de Bruselas y el dirigente y el presidente Pedro Sánchez no dudaron en promocionar la colaboración entre ambas partes.

Las tesis de Seat en España y su apuesta para producir vehículos eléctricos en la fábrica de Martorell (Barcelona) coinciden además con las políticas de electrificación defendidas desde el Ejecutivo, más hostil con el diésel y la gasolina.

De los Mozos contaba con el respeto de las administraciones y mantenía una relación fluida con el Ministerio de Industria. Sin embargo, a nadie se le escapaba que el dirigente era más próximo al Partido Popular que al PSOE. El directivo acudió en los últimos años a varios eventos del PP y fue nombrado presidente del recinto ferial IFEMA por su junta gestora, presidida por Isabel Díaz Ayuso.

Carles Huguet