Bruselas señala el fiasco en la recuperación económica de España y da más fondos UE

España registró la peor caída de la UE en 2020, con un 10,8 %, y el año pasado volvió a crecer un 5,1 %

Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea./ EFE

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

La Comisión Europea adjudicará a España unos 7.700 millones de euros adicionales en subvenciones del fondo de recuperación europeo. De esta manera, el país continuará siendo el principal beneficiario de estas subvenciones con 77.234 millones de euros.

El incremento en la asignación llega tras la actualización que ha llevado a cabo la Comisión Europea de la dotación de cada país en función de la evolución del PIB en 2020 y 2021. Cabe destacar que España registró la peor caída de la UE en 2020, con un 10,8 %, y el año pasado volvió a crecer un 5,1 %.

España recibirá 77.234 millones de euros

La decisión de la Comisión Europea se enmarca dentro del acuerdo sobre el fondo Next Generation, en el cual se contemplaba que el 70% del conjunto de subvenciones destinadas a cada país había de distribuirse según el PIB y las cifras de desempleo de antes del inicio de la pandemia. De esta manera, el 30% restante habría de actualizarse después de obtener resultados específicos del impacto de la covid-19.

En un primer momento, se había asignado 22.900 millones de euros a España, puesto que las expectativas acerca de la economía española eran más optimistas, pero finalmente el país recibirá 30.600 millones de euros. Por tanto, la cantidad final que percibirá el país se situará en los 77.234 millones de euros.

Teniendo en cuenta que España puede solicitar préstamos a través de este mecanismo equivalentes al 6,8% de su PIB, y por tanto, hasta unos 86.000 millones de euros, el importe final a percibir podría verse incrementado.

En este sentido, el ministerio de Economía ya ha comunicado que tiene intención de solicitar esos créditos y tener en cuenta la nueva asignación en subvenciones y, por ello, presentará en la segunda mitad de año una adenda al plan de recuperación.

Italia, el segundo país de la UE más beneficiado

Después de España, Italia se mantiene en la segunda posición entre los países más beneficiados por los fondos europeos, con 69.041 millones, después de añadir 100 millones con respecto a la asignación de 2020. Le sigue Francia, que ha visto reducida su dotación en 1.900 millones de euros, hasta los 37.458 millones.

Por su parte, Alemania recibirá 2.400 millones de euros más y se convertirá en la cuarta beneficiaria con unos 28.000 millones de euros en subvenciones.

Entre los países que percibirán una asignación más alta, se encuentra Polonia, con 22.526 millones de euros. Sin embargo, con la actualización perderá 1.100 millones de euros, a pesar de que hace unas semanas logró aprobar su plan de recuperación después de negociar con Bruselas a cuenta del Estado de Derecho.

Sin embargo, Hungría ha visto recortada su dotación en 1.300 millones de euros. Si la Comisión Europea aprueba finalmente su plan de recuperación, el país únicamente recibirá 5.800 millones de euros. También Bélgica será uno de los países que percibirá menos subvenciones de los fondos. En concreto, 1.400 millones de euros menos.

Entre todos los países, el que ha registrado un incremento más notable es Portugal, que recibirá 1.700 millones de euros más.

Previsión de crecimiento a la baja

S&P Global rebajó hace unos días seis décimas su previsión de crecimiento para España en 2022. La agencia de calificación vaticinó que la economía española crecerá un 4,1% en 2022, frente al 4,7% que anticipó en mayo. Ya entonces recortó el crecimiento en 1,4 puntos. Así, señaló a España como el país entre las grandes economías del euro que sufrirá un mayor recorte.

En esta línea, el Instituto Nacional de Estadística (INE) también a la baja el PIB del primer trimestre y anunció que tan solo crecía un 0,2%, menos de lo esperado. De hecho, fue el propio Gobierno el que a finales de abril rebajó sus expectativas de crecimiento del 7% hasta el 4,3%. El recorte se produjo por las consecuencias de la invasión de Rusia a Ucrania, que provocó un aumento de la inflación y una reducción del consumo.

Avatar