El crédito a las empresas se dispara hasta su máximo nivel desde 2015

Las medidas de liquidez aprobadas por el Gobierno han disparado el crédito bancario a las empresas en 29.152 millones en el último año, hasta los 948.208 en julio, su nivel más alto desde 2015.

Crédito a las empresas

La crisis de la Covid-19 desatada en marzo del año pasado ha afectado de lleno a la liquidez de las empresas españolas que han sufrido el impacto directo de la pandemia por las restricciones y las medidas impuestas para frenar el virus, lo que las ha llevado a demandar financiación bancaria hasta unos niveles no vistos desde hace seis años.

La financiación de las entidades de crédito a las empresas creció un 4% a nivel interanual en el mes de julio, al añadir 29.152 millones de euros de endeudamiento en un año, hasta los 948.2028 millones de euros, su nivel más alto desde el inicio de la pandemia y desde el año 2015, según los últimos datos publicados este miércoles por el Banco de España.

Y es que para encontrar un nivel de endeudamiento empresarial tan alto hay que remontarse hasta abril del año 2015, en la recuperación de la pasada crisis financiera, cuando el endeudamiento era de 957.702 millones de euros, cuando ya había descendido respecto a los picos históricos de 1,25 billones de euros que se registraron en noviembre de 2010, en plena Gran Recesión.

Las empresas siguen necesitando financiación

Además, a nivel mensual (julio sobre junio), la financiación a las empresas se elevó un 0,34%, al subir en 3.274 millones de euros, tratándose del tercer incremento consecutivo.

Los datos reflejan que las empresas siguen necesitando mayor crédito de las entidades, y en las cifras se muestra el impacto de las medidas de liquidez aprobadas por el Ejecutivo, como los avales con garantías del ICO, a las que se han sumado más recientemente las ayudas a la solvencia para autónomos y pymes.

El Gobierno aprobó el pasado 12 de marzo el nuevo paquete de ayudas de 11.000 millones de euros para la solvencia de las empresas, pero se fueron demorando hasta junio y el reparto ha despertado las críticas de la oposición, las CCAA y las organizaciones empresariales y de autónomos por el retraso y las dificultades burocráticas para la tramitación de las mismas en la legislación autonómica de cada región.

Valores representativos de deuda y préstamos exteriores

Con todo, el aumento en el séptimo mes del año de la financiación a las empresas provino del repunte de los préstamos del exterior y de los valores representativos de deuda, frente a la disminución de los préstamos de entidades de crétido.

Los créditos de entidades bancarias suscritos con las empresas disminuyeron un 1,2% interanual, y menguaron un 0,25% mensual, hasta los 483.235 millones, mientras que los valores representativos de deuda se elevaron un 10,6% interanual y un 1,8% a nivel mensual, hasta 136.425 millones, continuando por tanto en máximos históricos.

Al término del séptimo mes del año los préstamos del exterior habían crecido un 9,7% interanual y un 0,6% respecto a junio hasta 328.548 millones.