El Gobierno relega a Madrid: la mitad de las ayudas directas van a Canarias, Andalucía y Cataluña

Canarias, Andalucía y Cataluña copan casi la mitad de las ayudas y Madrid queda relegada al quinto puesto, bajo críticas de Ayuso

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministors celebrado este martes en Moncloa. EFE/Zipi

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministors celebrado este martes en Moncloa. EFE/Zipi

El Gobierno ha anunciado este viernes el reparto entre las comunidades autónomas de la línea Covid de 7.000 millones de euros de ayudas directas a autónomos y empresas, y su distribución hace presagiar un recrudecimiento del choque entre el Ejecutivo central y la Comunidad de Madrid. 

Canarias (1.144,2 millones), Andalucía (1.109 millones) y Cataluña (993,2 millones de euros) son las tres regiones más beneficiadas por el reparto, ya que copan el 46,4% de las ayudas totales, según figura en la orden ministerial publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE). 

Por detrás se sitúa Islas Baleares, con 855,73 millones, de forma que la Comunidad de Madrid queda relegada al quinto puesto, con 679,28 millones de euros, en medio de la polémica entre el Gobierno central y la región madrileña por el reparto de estas ayudas. 

Ayuso critica el polémico reparto 

De hecho, la presidenta de la comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ya ha criticado en un tuit que la región solo reciba el 9,7% de las ayudas a pesar de que la economía madrileña representa casi el 20% del PIB nacional. “Sánchez vuelve a castigar a los madrileños”, ha denunciado. 

El asunto del reparto de las nuevas ayudas directas del Gobierno ha generado una gran polémica en las últimas semanas desde que el Consejo de Ministros aprobara el pasado 12 de marzo el paquete de ayudas de 11.000 millones para la solvencia, aprobado por este jueves por el Congreso en medio de duras críticas de la oposición. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, afirmó hace unos días que la Comunidad de Madrid dejaría de percibir los 600 millones de ayudas debido a la convocatoria de elecciones en la región el 4 de mayo, algo que posteriormente desmintió y criticó duramente Ayuso. 

La polémica se trasladó también al Congreso con reproches y críticas entre el PP y las ministras Nadia Calviño y María Jesús Montero, quienes negaban las acusaciones de arbitrariedad en el reparto de estas ayudas y de los fondos europeos. 

Resto de CCAA 

El reparto del Fondo de 7.000 millones en ayudas directas a través de un primer compartimento dotado con 5.000 millones, en el que se sitúan todas las regiones salvo Canarias y Baleares, y un segundo de 2.000 millones para los dos archipiélagos. 
 
Por detrás de Madrid quedan en el reparto Comunidad Valenciana (647,081 millones); Galicia (234,47 millones); Castilla y León (233,56 millones); País Vasco (217,99 millones); Castilla-La Mancha (206,34 millones); Murcia (142.52 millones) y Aragón (141,34 millones). 

Les siguen Asturias (107,76 millones); Extremadura (106,46 millones); Navarra (67,62 millones); Cantabria (55,36 millones); La Rioja (32,51 millones); Ceuta (13,85 millones) y Melilla (12,271 millones). 

El Ministerio de Hacienda efectuará la transferencia de estos recursos a cada Comunidad Autónoma y a las viudades de Ceuta y Melilla dentro de los diez días siguientes en que adquiera eficacia el convenio que se celebre con cada uno de estos territorios. Aunque los entes territoriales también podrán solicitar que la liberación de estos fondos pueda realizarse con posterioridad. 

Estas ayudas se destinan al apoyo a la solvencia y reducción del endeudamiento del sector privado, si bien el paquete total de 11.000 millones contempla también una línea destinada a la reestructuración de deuda financiera dotada con 3.000 millones de euros y un fondo de recapitalización de empresas afectadas por la Covid-19 de 1.000 millones de euros. 

Los criterios del reparto 

Hacienda asegura que los recursos del primer compartimento de 5.000 millones de euros se reparten entre las CCAA –menos Baleares y Canarias– y Ceuta y Melilla atendiendo a los mismos indicadores y con la misma ponderación que tienen en la asignación del fondo REACT EU, solo que actualizados a la fecha de publicación del Real Decreto-ley.  

Así, dos terceras partes de su importe se distribuyen según el peso relativo del indicador de renta de cada comunidad autónoma y ciudad, que mide la caída del PIB en 2020 moderado en función de la prosperidad relativa de cada una de ellas.  

El indicador de renta de cada comunidad es la cifra resultante de dividir el peso relativo de cada entidad territorial en la caída del PIB de 2020 en relación con 2019 entre su respectiva prosperidad relativa, medida a través de su renta per cápita respecto de la renta per cápita nacional, explica. 

A su vez, dos novenas partes del importe se distribuyen según el indicador de desempleo, que considera la media ponderada entre el peso de la comunidad autónoma y ciudad en el total de parados registrados en enero de 2020 y su contribución al incremento del paro registrado nacional desde el 31 de enero y hasta final de ese ejercicio.  

Una novena parte de su importe se distribuye conforme al indicador de desempleo juvenil (16-25 años) que, análogamente al criterio anterior, considera la media ponderada entre el peso de la Comunidad Autónoma o Ciudad en el total de jóvenes parados registrados en enero de 2020 y su aportación al incremento del paro juvenil registrado a lo largo del año pasado en todo el país.  

En cuanto al segundo compartimento de 2.000 millones de euros reservado para Baleares y Canarias, su reparto se realizará de forma proporcional a su peso relativo en la caída en 2020 de los afiliados a la Seguridad Social en términos netos.  

Este indicador, añade Hacienda se medirá con la reducción del número medio anual de afiliados en alta entre 2019 y 2020, descontando el efecto del número de trabajadores en ERTE medios en 2020.